Rosana: "A mí no me gustaría que nadie me llamara para salvar solo y exclusivamente su tierra"

El pasado 1 de mayo, Rosana decidió dedicarlo a trabajar, protagonizando, desde su Instagram @RosanaOficial: ’24 horas sin miedo’, el primer maratón benéfico de la historia a través de esta red social.

Hoy Corazón Y no sé cuánto hubo de trabajo y cuánto de disfrute…

Rosana Lo que tuve claro, desde el principio, es que quería ayudar más que nunca. Al final, resultó ser una cosa maravillosamente mágica y especial. Se nos fue de las manos a nivel positivo porque empezaron a entrar un montón de personas que no estaban previstas.

H.C. Una locura tal que, en lugar de 24 horas, fueron 27. Se vino muy arriba…

R. (Risas) Sí, me vine muy arriba, y luego me vine muy abajo de cansancio.

H.C. Lógico… ¿cómo acabó y cuántas horas seguidas tuvo que dormir?

R. Seguidas no dormí mucho, ¿sabes esos días en los que tienes sueño, pero no te duermes, porque estás arriba y tienes ganas de seguir haciendo cosas?

H.C. Imagino que eso es lo que ha provocado que el próximo 24 de mayo, repitamos, aunque menos tiempo, ¿no?

R. Sí, haremos 12 horas más, en las que intentaremos recuperar a mucha gente que no pudo entrar el otro día y en paralelo a eso, conseguir un montón de retos que dejamos a medias, entre ellos, el de hacer una única canción entre muchos compositores de todo el mundo.

H.C. Porque fueron muchos los que colaboraron, por dar algunos nombres: Juanes, Diego Torres, Sebastian Yatra, Iker Casillas, Rafa Nadal, Pau Gasol, Carlos Rivera… ¡Menudo poder de convocatoria!

R. Gente brutal a todos los niveles, el primero, el del corazón y el segundo, el del reconocimiento y la trayectoria, porque todos son geniales. Para mí fue un gustazo poder echar una mano que regara la ayuda por todo el mundo, porque una de las cosas que más gustó a todos fue la posibilidad de hacer algo que ayudara no solo a nivel local, sino también global.

H.C. El objetivo era apoyar el Plan Cruz Roja Responde, para contrarrestar el impacto del COVID-19 en las poblaciones más vulnerables y la recaudación se repartió por los países desde donde se realizaron esos donativos.

R. Por ahí empezó la peculiaridad de este maratón, porque pensé que en un momento en el que hay una pandemia, por la que todos los países lo están pasando mal, todos metidos en casa, asustados, desesperanzados, a mí no me gustaría que nadie me llamara para salvar solo y exclusivamente su tierra. Por eso decidimos que cada vez que entrara un invitado, dependiendo de donde fuera, allí iría la ayuda… Era el modo de intentar llegar a todas partes.

H.C. El maratón fue un éxito por su cercanía, su naturalidad y esa facilidad que estamos conociendo, gracias a esta situación, para situarnos virtualmente, en tantos lugares a la vez…

R. Totalmente. La sensación que me quedó es que toda esta situación que, pareciera que nos está llevando más a nosotros mismos, lo que está haciendo es abrir exponencialmente todo lo que sentimos, llevándolo a todas partes.

“Estamos tardando en trazar un plan B que no es volver a nuestra vida anterior, porque el mundo ha cambiado”

H.C. Es una dualidad extraña, porque estás lejos de los tuyos, no les puedes tocar, pero a la vez estamos muy cerca, muy unidos, conectados…

R. No sé si te pasa, pero a mí me está creando la sensación de que todos somos muchos porque juntos somos más. Me parece que hay demasiadas fronteras para tanta necesidad que tenemos de estar juntos.

H.C. ¿Qué más vamos a sacar en claro de esta experiencia que nos está tocando vivir?

R. Estamos viviendo algo terrible, un momento en el que no podemos despedirnos de un montón de gente que se queda en el camino, pero lo más duro viene ahora. ¿Cómo creas conciencia en un niño que va a volver a su clase, pero no va a poder tocar a sus compañeros? Para mí esto es lo más duro. Creo que estamos tardando en trazar un plan B que no es volver a nuestra vida anterior, porque el mundo ha cambiado. ¿Por qué nos está costando tanto reconocer que ese mundo que está ahí fuera está infinitamente mejor sin nosotros? Tenemos que cambiar la forma de relacionarnos con él para que nos quiera.

H.C. Rosana, el confinamiento le pilló en Colombia, grabando el programa ‘Factor X’. ¿Cómo lo está llevando?

R. Bien, porque intento estar en contacto con la gente que quiero… Estoy muy involucrada en este proyecto solidario con Cruz Roja. Componiendo canciones, haciendo deporte, aprendiendo a cocinar, porque a pesar de haber compuesto: A fuego lento, no tengo ni idea (Risas).

H.C. ¿Y está sola?

R. ¡Sola del todo! Así que algunos amigos, a través de Instagram, se han propuesto enseñarme a cocinar platos distintos.Durante el maratón, muchos personajes populares cedieron un objeto personal, para subastarlo. La puja sigue abierta en: www.ebay.es/usr/24horassinmiedo y también las donaciones: www.rosana.netv

Fuente: Leer Artículo Completo