Rosario Nadal y Anri Sala, diez veranos de amor y mucho arte

El escenario fue el de Ses Voltes y el marco, el Atlàntida Film Fest, certamen cinematográfico llamado a convertirse en polo de atracción de royals y jet set. La cita era propicia para tal acumulación de personalidades: actuaba Mafalda (26), la nieta de Simeón de Bulgaria, quien fuera un día rey, y aunque el abuelo paterno no acudió a escucharla cantar, sí lo hicieron sus abuelos paternos: Miguel Nadal Bestard e Isabel Fuster Puigdorfila. Y por supuesto, sus padres: Kyril de Bulgaria (57) y Rosario Nadal(52). Separados desde hace 12 años, se les vio en la entrada del recinto muy cariñosos, saludándose y acompañados de sus respectivas parejas: Katherine Butler y Anri sala, videoartista nacido en Albania con quien la que fuera musa de Valentino mantiene una discreta relación desde hace una década. Precisamente en la isla donde nació Rosario, se fototgrafió por primera vez a la pareja en 2012.

Tardaron un año dar la confirmación: lo hicieron en la que se conoció como "La fiesta del siglo", la que celebró el multimillonario Eugenio López Alonso en México para inaugurar el museo Jumex. En esas instalaciones, Rosario fue vicedirectora hasta el año pasado, un cargo que le venía como anillo al dedo a pesar de que por sus inicios en la moda y su matrimonio con un miembro de la familia real búlgara haya quien aún la relacione solamente con esos mundos cuando en realidad el suyo es el del arte. Aunque de adolescente soñaba con ser arquitecta, acabó estudiando Bellas Artes en el Richmond College de Londres, trabajó en Christie’s en 1989, nada más acabar la universidad, pero su reciclaje completo para convertirse en consultora independiente empezó cuando nació su segunda hija, Olimpia (25) que ha estudiado la misma carrera que su madre y también acudió al concierto mallorquín de su hermana.

Por su parte, Anri Sala (47) era poco conocido en España hasta que en 2011 expuso su obra en elMuseo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA), donde presentó 1395 Days without Red, una película protagonizada por Maribel Verdú. Nadal, que llevaba ya dos años separada de su marido, hizo acto de presencia y aunque muchos asegura que Sala y ella eran ya más que amigos, la consultora echó balones fuera cuando se le preguntó por su presencia en el acto. De Sala se sabe que nació en Tirana y que empezó a formarse como artista siendo sólo un adolescente. Se inició con la pintura en la Academia Nacional de Artes de Albania, aunque su carrera se ha desarrollado en el videarte y en la dirección de cine, disciplina que estudió en la Escuela Nacional Superior de Artes Decorativas de París y en el Estudio Nacional de Artes Contemporáneas Le Fresnoy, ubicado en la ciudad francesa de Tourcoing.

A los dos se les vio esta semana en Malloca acudiendo a ver a una emocionada Mafalda como pez en el agua y aunque Anri Sala no saludó a la ex pareja de Rosario, esta sí tuvo un momento de charla con abrazo incluido con la novia de su ex marido. También estaba entre el público el novio de la cantante Marc Abousleiman un joven londinense de origen libanés a quien conoció cuando ella estudiaba en Boston cursando sus estudios de música en el Berklee College. Todos acudieron a ver a la artista con más proyección mediática en la familia, pero no la más cotizada. No de momento, pues un vistazo a las obras de Anri Sala en webs como Artsy presentan sus obras sin precio, y piden al visitante que solicite la información si está interesado, pero otras fuentes aseguran que algunas de sus fotografías rondan los 30.000 dólares. Hasta donde ha podido saber Vanity Fair Rosario no vela profesionalmente por los intereses de su pareja, que está representado en el mundo del arte por la galería Hauser & Wirth, que tiene sedes en medio mundo, incluida la isla de Menorca, en cuyo exterior se pueden contemplar obras de Joan Miró o Eduardo Chillida.

Quienes entienden del tema aseguran que Rosario Nadal se ha labrado una fama sólida en el mundillo por una razón que ella misma defiende a capa y espada: no piensa en la obra de arte sólo como inversión y jamás presiona a un comprador. "Soy por naturaleza muy objetiva, jamás impondría algo por razones comerciales a un cliente, ni sería capaz de perjudicar a un artista, de apretarle o aprovecharme de una situación, ni de saltarme a la galería como intermediaria: esto es un sistema de trabajo que hay que respetar. Soy transparente", decía ella en una entrevista reciente concedida al diario económico Expansión.

Sala, que también se ha especializado en instalaciones y ha presentado la última (titulada "Time No Longer") en Houston TX este mismo año. Con larga experiencia en la performance, su última aparición ha sido con la obra "Ode to a Tail", celebrada en Berlín, ciudad en la que según sus representantes vive el artista. Rosario Nadal, por su parte, pasa más tiempo que nunca en España desde que dejara su puesto en el museo mexicano de Jumex y su hijo pequeño, Tassilo cumpliera la mayoría de edad y empezara la universidad. Si viven juntos o no, o por cuánto tiempo, es un misterio. Lo que es cita segura visto lo visto, es Mallorca, donde Nadal nació y su romance se hizo público para el mundo.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo