Se enamoraron de un príncipe, fueron criticadas y… Los destinos diferentes de Meghan y Sofía de Suecia

La princesa Sofía de Suecia es protagonista en un documental cuanto menos controvertido: Princess Sofía: Project Playground, en el que habla sobre cómo es ser madre y formar parte de la realeza y que se estrenó el pasado viernes 3 de septiembre en Suecia. El canal sueco TV4, bastante escéptico con respecto a la familia real, ha entrevistado a la princesa haciendo gala de su no infundada fama en cuanto a preguntas duras. Una situación que recuerda bastante a la de Meghan y Harry por varios motivos: el principal, la pregunta directa del periodista en la que inquiere sobre si alguna vez ha tenido intenciones de hacer un “Megxit”, literalmente.

La entrevista tuvo lugar antes de la pandemia, en enero, mientras la mujer de Carlos Felipe de Suecia se encontraba haciendo un viaje privado a Sudáfrica. Otra situación que nos recuerda a la controvertida entrevista que dieron Meghan y Harry en el continente africano, cuando decidieron grabar un documental exponiendo lo infelices que se sentían en la familia real británica en pleno tour oficial. Sofía de Suecia se encontraba allí rememorando momentos de su adolescencia, en los que trabajó como voluntaria en Sudáfrica, Senegal o Ghana.

Antes de responder a la pregunta sobre el Megxit, Sofía duda unos instantes ante la sorpresa de la pregunta, pero su respuesta hace que salga del paso: “No, la verdad es que no. Creo que he encontrado un equilibrio fantástico y creo que es algo bastante positivo haber podido pasar todos esos años tormentosos. Es una gran ventaja tener la oportunidad de estar en los dos mundos”.

A post shared by Project Playground (@projplayground) on

La princesa Sofía de Suecia entró de forma arrolladora y acaparó titulares cuando salió a la luz su relación con el príncipe Carlos Felipe de Suecia. Su pasado como camarera, modelo o profesora de yoga –trabajo que desempeñó en Nueva York– no le gustó a los medios y muchos cuestionaron la idoneidad de su compromiso con el príncipe. Aunque también hubo comentarios buenos para ella por parte de la prensa. Algo que demuestra otra de sus declaraciones.

Ese equilibrio no es algo que haya venido solo sin un precio que pagar. “Desde que me convertí en princesa, he pasado por muchas crisis de identidad. Aquí, en Sudáfrica tengo una identidad y cuando vuelvo a casa tengo algo más. Aquí tengo la posibilidad de ser quien quiero ser”, ha expresado sobre las rígidas normas de protocolo en palacio. Aún así, a Sofía de Suecia no se le olvidan sus raíces y ha estado muy implicada trabajando en hospitales durante los peores momentos de la pandemia del coronavirus.

Que el documental en el que ha dado las declaraciones mencionadas lleve el nombre de Project Playground no es algo casual. La fundación es una plataforma que se dedica a ofrecer un espacio seguro a niños vulnerables, víctimas de abuso y violencia doméstica o desatendidos, en el que puedan crecer y desarrollar sus posibilidades. La organización la fundó en 2010 junto a su amiga Frida Vesteberg y desde su entrada en la familia real ha jugado un papel importante expandiendo iniciativas caritativas y como miembro honorable de la fundación.

Sofía de Suecia se casó con el príncipe Carlos Felipe –segundo hijo y único varón de los reyes Carlos Gustavo XVI y Silvia de Suecia– en junio de 2015. Desde entonces, la pareja ha dado la bienvenida al mundo a dos niños: los príncipes Alejandro (4) y Gabriel (3).

Fuente: Leer Artículo Completo