Tamara Falcó:”El único vínculo que me unía a Esther Doña era mi padre “

  • La hija de Isabel Preysler, que ha debutado con buena nota en ‘El Hormiguero’, nos recibe en la primera ‘Maison Sisley’ que se ha abierto en España para desvelarnos sus proyectos personales y profesionales.
  • La futura marquesa de Griñón reconoce que echa mucho de menos a su padre y que está abierta al amor. “No busco el amor, pero tampoco estoy cerrada”, asegura.

    Tamara Falcó ha empezado el nuevo curso con muchos proyectos. La ganadora de ‘MasterChef Celebrity’ continuará presentando en TVE su programa de cocina, ha comenzado sus colaboraciones en el “El Hormiguero” y es imagen de la firma de belleza Sisley. “Este trabajo me dijo mi hermana Chábeli que no lo podía rechazar porque los productos son geniales”, nos revela. Precisamente, hablamos con la hija de Isabel Preysler en la primera ‘Maison Sisley’ que ha abierto en España, situada en el barrio de Salamanca de Madrid. Antes de hablar con Tamara, los redactores se han sometido a un test rápido de coronavirus porque, como ha explicado la colaboradora, “en mi casa se la hacemos a todo el mundo que viene. Está el felpudo y las pruebas”, dice.

    Con un jersey de Emes y pantalón, zapatos y cinturón, de Tommy Hilfiger, la futura marquesa de Griñón nos dice que echa todos los días de menos a su padre, que falleció a causa del coronavirus, y que todavía no ha borrado su numero de teléfono de su móvil.

    Tamara, ¿cómo empiezas el nuevo curso?
    Pues la verdad es que muy contenta. Ahora soy muy televisiva, ¡quién me lo iba a decir! Porque me daban miedos las cámaras. Además hemos renovado el programa de cocina.

    ¿Cómo te sientes como tertuliana en ‘El hormiguero’?
    Me lo paso muy bien, además se me pasa muy rápido la sección, porque me sube la adrenalina. Pablo Motos es muy cariñoso conmigo. Ahora mi madre me manda deberes para que rectifique cosas como lo de que me llevó a un convento. Pablo dice que va a tener que poner una sección de ‘Rectificaciones Preysler’.

    Has dado un par de titulares entre lo del convento y el metro…
    Y no me arrepiento, porque las autoridades deberían mirar lo de la ventilación del metro. Yo voy en metro, aunque tengo que andar dos kilómetros para llegar a la parada, pero así hago cardio.

    ¿Y la gente qué dice cuando te ve en el metro?
    Nada, porque la gente va a su bola.

    Te va muy bien en el trabajo, ¿y el amor?
    No busco el amor, pero tampoco estoy cerrada. Yo siempre he estado abierta. Aunque honestamente me siento muy plena como estoy. Pero igual la felicidad completa es estar en pareja, pero estoy muy bien sola.

    Ahora con la mascarilla hay que potenciar más la mirada para ligar.
    ¡Claro! Ahora hay que fomentar otras cosas, porque con el maquillaje se te queda hecha un asco la mascarilla.

    ¿Eres muy esclava de la belleza y del peso?
    No me considero que sea una esclava, referente al peso hay que tener un equilibrio. Cuando engordé, me permitió tener otra visión, porque antes vivía muy pendiente de mi peso. Cuando engordé no se cayó el mundo. Lo más importante es estar sano, el sobrepeso no es bueno.

    Fíjate que siempre os hemos identificado con el glamour.
    La belleza me encanta y cada uno tenemos nuestra propia percepción de la belleza, pero todo lo que te haga esclavo no es bueno. Desde pequeña, he sido muy femenina y de tanto observar a mi madre me aprendí a maquillar porque era como un referente porque la veía muy guapa. Pero además de la belleza, también tengo un alma y una mente. No me puedo quejar porque tampoco soy un horco.

    Ahora en TVE ha empezado a trabajar Esther Doña.
    No la he visto todavía ni hemos coincidido. Tampoco pasaría nada, la saludaría.

    ¿Habéis hablado desde la muerte de tu padre?
    No, si sé que ha hablado con mi hermana Sandra. Yo le tengo respeto porque era la mujer de mi padre. Nunca ha habido comunicación y ahora no tiene ningún sentido. El único vínculo que nos unía era mi padre.

    ¿Cuándo vas a ser oficialmente marquesa de Griñón?
    Estaba pendiente del funeral de mi padre, pero ahora la cosa se ha complicado con todas las restricciones de Madrid. Tengo pendiente mandar los papales.

    ¿Echas de menos a tu padre?
    Mucho. La muerte forma parte de la vida, aunque sea difícil de asumir y triste para los que se quedan aquí. A mí me ha ayudado mucho mi fe, que es mi roca. Yo estoy segura de que hay una vida mejor. Tengo mis días de bajón, porque echo de menos a mi padre. Todavía tengo su número guardado en favoritos. Sin duda, es el hombre que más me ha querido.

    Vuelta al cole

    jfhrfged

    6,99 €

    COMPRAR

    MOLEAQI

    1,47 €

    COMPRAR

    Eariy

    Pack 4 pulseras + 4 botellas x 15,99 €

    COMPRAR

    Tatay

    14,40 €

    COMPRAR

    Converse

    85 € 29,99 €

    COMPRAR

    Karactermania

    9,99 €

    COMPRAR

    Converse

    20 € 14,99 €

    COMPRAR

    Kikkerland

    2,95 €

    COMPRAR

    Fuente: Leer Artículo Completo