Un cáncer de piel recién diagnosticado, amiga fiel de Paloma Cuevas y dos divorcios a sus espaldas: así afronta Lydia Bosh la vida a los 57

Lydia Bosch se dirigía ayer a su fans a través de Instagram con un triste mensaje: hace dos semanas a la actriz le diagnosticaron cáncer de piel.

“Hoy es mi cumpleaños y quiero compartir con vosotros que hace dos semanas, a través de una BIOPSIA en una lesión de la PIEL de mi BARBILLA que nunca terminaba de curar ( llevaba más de un año sin darle importancia), me diagnosticaron un CARCINOMA BASAL o EPITELIOMA BASOCELULAR DE TIPO EXPANSIVO. Es un tipo de CANCER de PIEL pero aunque la palabra en un principio ASUSTE MUCHO, NO es un CANCER peligroso ( NO AFECTA A NINGÚN ÓRGANO VITAL) como puede ser el MELANOMA. Se origina en las células basales más profundas de la epidermis y CRECEN MUY LENTAMENTE, pero debe ser tratado para evitar que continúe creciendo”, escribía Lydia en una publicación en la que llamaba a la calma, pero también decidía compartir con todos sus seguidores sus avances.

https://www.instagram.com/p/CID7ZvHphAF/

Una publicación compartida de Lydia Bosch (@lydiabosch)

“El principal factor de riesgo para desarrolar epiteliomas es la exposición al sol. Y yo desde mi adolescencia he comprado todas las papeletas para tenerlo. He hecho verdaderas burradas para broncearme. Y el efecto acumulativo del sol en mi piel ha provocado esto”, reconocía la actriz en una confesión que no solo ha utilizado para compartir su diganóstico, sino también para concienciar a sus fans.

Lydia, que cumplía 57 años y aprovechaba también para agradecer a sus fans los mensajes, está tranquila y afronta con mucha energía esta nueva etapa de su vida que seguro, será igual de feliz que las anteriores. Apoyo incondicional de Paloma Cuevas tras la muerte de su padre y su divorcio de Enrique Ponce, la actriz se encuentra más arropada que nunca en este nuevo camino en que también está presente Nuria Roca y su marido, Juan del Val o la mujer de Ramón García, Patricia Cerezo, una de sus mejores amigas.

Per sus pilares incondicionales son, sobre todo, sus hijos: Ana y Juan Martín, pero sobre todo, Andrea Molina que sigue los pasos de su madre para convertirse en actriz y que ha compartido una frase muy emotiva para felicitar a su madre en este año tam complicado “Sea cómo sea y vayas dónde vayas mi abrazo te acompañará eternamente mi vida.Ah… y yo te quiero máaaas!!!”, escribía la joven de 28 años.

Dos matrimonios fallidos y mucha reticencia a hablar de su vida privada

Pocas veces ha hablado la actriz de su vida sentimental abiertamente. En sus primeros años como personaje televisivo Lydia vivió un romance con Toni Cantó, con el que compartía por aquella época plató en ‘Sábado Noche, (1987). Entre sus conquistas también se encuentra Iñaki Miramón, del que se enamoró en el rodaje de ‘You’re the one’ en 1984 y con el que ha mantenido siempre una buena relación de amistad.

Sin embargo, años más tarde fue cuando la actriz dio el ‘sí quiero’ con Micky Molina, hijo de Antonio Molina, creando así una pareja de guapos que llenó portadas y programas de televisión. En 1992 nació su primera hija, Andrea, aunque solo tres años después de la boda decidieron separarse.

Cuatro años después la actriz conoció al padre de sus gemelos, Alberto Martín que por aquel entonces ya estaba separado y tenía dos hijos. Se casaron por lo civil en 2001 y en 2004 se dieron el ‘sí quiero’ por la Iglesia en una boda muy íntima con convite en el famoso restaurante Zalacaín, que hace unas semanas echó el cierre, poniendo también fin a una época. Pero el amor tampoco triunfó y en 2009 la pareja, que parecía la unión perfecto, se separó viviendo un duro proceso de divorcio que duraría cinco años.

Desde entonces a Lydia no se le ha relacionado con nadie en ámbito sentimental, “Mi padre fue el gran amor de mi vida” dijo la actriz en el programa de Bertín Osborne después de su fallecimiento.

Fuente: Leer Artículo Completo