30 recetas frías perfectas para el verano

  • Recetas veganas ricas y fáciles de hacer.
  • Las mejores cenas saludables y fáciles de hacer.

Con la llegada del verano y la subida de las temperaturas, nuestro ánimo cambia… y nuestra alimentación también lo hace. En esta calurosa época del año nos apetece comer de una forma mucho más ligera, buscando productos y alimentos que sean bajos en grasas y ricos en agua, que se digieran bien, en poco tiempo y que a poder ser, nos refresquen un poco. Con permiso de las barbacoas, en verano huimos de los guisos, de los caldos, de las sopas y de los platos calientes, y nos lanzamos de lleno a las ensaladas ligeras, a las cremas o las sopas frías o a los revueltos de verduras u hortalizas. ¿Tú también? Recetas frescas y ligeras que además, y por lo general, son muy fáciles de preparar en cualquier momento. Porque seguro que no quieres pasar demasiado tiempo sudando la gota gorda entre los fogones…

Si este verano te apetece recurrir a la gastronomía para sobrevivir al calor, te recomendamos que apuestes por alguna de estas recetas frías que te proponemos que puedes preparar en un plis plas con ingredientes comunes y económicos de tu cocina y del supermercado. Sopas o cremas frías que puedes elaborar con verduras, hortalizas y otros ingredientes naturales (por lo que además son saludables), ensaladas que admiten todo tipo de combinaciones variadas y son fuente de vitaminas y minerales… ¡e incluso helados y algún que otro postre casero frío para darse un buen capricho!

Desde el tradicional salmorejo o el gazpacho andaluz (que es uno de los platos más famosos del verano) hasta una fácil macedonia de frutas, pasando por un pescado a la plancha con verduras o por una ensalada con abundante pepino o calabacín, aquí tienes 30 ideas para cocinar en verano sin dificultades. ¡Ah! Y por si fuera poco, todas estas recetas son bajas en calorías, por lo que te ayudarán a compensar los excesos propios de esta época del año o a bajar de peso, si te has empeñado en seguir la operación bikini.

Estos platos tan fáciles de preparar te ayudarán a disfrutar aún más de los días de calor, tanto en la hora de la comida como en la hora de la cena. ¿Cuál de todos ellos te apetece más? ¡No te los pierdas!

Ligera y con gran poder saciante, gracias a la cantidad de agua de esta fruta. Para prepararla sólo necesitarás triturar medio melón, 200 ml de nata líquida, 1 cuchara de queso crema y 100 ml de aceite. ¡Así de fácil!

Un postre para chuparse los dedos, con fresas y queso mascarpone. Para prepararlo rellena unos vasitos con una pasta de fresas trituradas y una mezcla de queso mascarpone mezclado con merengue. Aunque si buscas algo más ‘gocho’, no te pierdas nuestro tiramisú de Oreo.

La clásica receta italiana, en tu mesa. Tan sólo necesitas tomate, queso mozarella y un chorrito de aceite para prepararla en menos de cinco minutos.

Con mayonesa, atún y pimientos, super refrescante. Cuece la pasta al gusto y después, mézclala en una fuente con el resto de ingredientes frescos y la verdura picada.

Para picotear entre horas, preparado con remolachas trituradas. ¿Eres fan? Aquí te damos la recetas de 5 salsas frías para dipear.

De fresa, de plátano, de kiwi… Elige tus frutas favoritas y tritúralas con un poquito de leche.

¡El postre perfecto! Prepáralo cociendo el arroz unos 40 minutos en una leche previamente aromatizada y hervida con limón, naranja y canela. Después, déjalo enfriar en la nevera y sírvelo bien frío añadiendo más canela.

Fabián León, exconcursante de Masterchef, y granini se han unido para crear la limonada que más te refrescará este verano: la limonada aprovecher. Solo necesitas la limonada que acaba de lanzar al mercado la marca de zumos (sin conservantes artificiales ni colorantes), unas fresas (córtalas en trocitos y aprovecha el tallo para aportar aún más sabor) y hielo. Vas a flipar con la combinación del ácido de la limonada y el dulce de las fresas. ¡Y no puede ser más fácil!

Ligera y llena de fibra, con espárragos trigueros. Puedes pasar los espárragos por la plancha y cocer la quinoa previamente para que tenga más sabor.

Las cookies saludables existen. Prepáralas con cacao en polvo lo más puro posible, mezclado con copos de avena, ralladura de naranja y esencia de vainilla. Una vez tengas la masa, sólo tendrás que hornear las galletas unos 10 minutos.

Perfecto para el desayuno o la merienda. Prepáralo con fresas, plátano y una leche vegetal.

Para una versión más saludable, prepara el pollo a la plancha y elige una salsa baja en calorías. Después, añade lechuga romana, tomates cherry y picatostes.

Elige espinacas, kale o brócoli para la parte vegetal, que deberías añadir a la quinoa cocida.

Para prepararla, cuece 6 zanahorias con una cebolla grande, 1 litro de caldo de verduras y nata líquida. Después, tritura la crema para hacerla más espesa.

Todo un clásico del verano, elaborada con patata, atún, aceitunas y zanahoria. Pica todos los ingredientes y después, mézclalos con mayonesa.

Elaborado con una buena cantidad de verduras, entre las que destaca el tomate, triturado con un poquito de aceite y ajo.

Prepárala con lechuga o canónigos y atún enlatado, si no quieres perder el tiempo.

Con tomate, cebolla, patata, batata… Después, alíñala con aceite y vinagre.

Parte los huevos a la mitad y rellénalos con una mezcla de la propia yema con mayonesa y atún.

Perfectos para darte un capricho de vez en cuando. Prepáralos colocando una magdalena en cada cono y cubriéndola con una cobertura de chocolate blanco y queso crema.

Con salmón y atún, nuestros favoritos. ¿Un consejo? Mejor cómpralo o pídelo ya hecho.

Fáciles de preparar, están riquísimos. Sólo necesitas enrollar una loncha de jamón o pavo sobre espárragos blancos.

Elígelos verdes o rojos, ¡como más te gusten! Pártelos a la mitad y después mételos al horno rellenos de quinoa, durante 20 minutos.

Cuece el pulpo y trocéalo y después mézclalo con una vinagreta a base de limón, vinagre, aceite de oliva y sal.

Tú eliges, con o sin cebolla… Trocea las patatas, báñalas con un par de huevos batidos y después, fríe la mezcla en la sartén. ¡Vuelta y vuelta!

Un plato saciante lleno de nutrientes, con aguacate, bulgur y granadas. Corta el aguacate en rodajas y colócalas encima del bulgur cocido.

Un delicioso postre cargado de antioxidantes. El yogurt mezclado con estos frutos te conquistará.

Una forma de prepararlo es la siguiente: tritura 240 gramos de palitos de cangrejo, 1 lata de atún, 4 huevos, 200 ml de nata líquida y 35 gramos de tomate frito. Vierte la mezcla en un molde y mételo en el microondas durante 5 minutos. ¡Así de fácil!

Vía: Cosmopolitan ES

Fuente: Leer Artículo Completo