Adele y el 'extreme cat-eye' más buscado: así se consigue

Hacía años que esperábamos el regreso a la escena pública de Adele. La cantante británica, que lleva sin publicar un nuevo álbum desde 2015 cuando decidió tomarse un respiro de la vida pública, ha vuelto más empoderada y liberada que nunca. Tras sufrir un importante cambio físico (ella misma ha confesado que su estilo de vida no era nada saludable), ahora la intérprete inglesa está a menos de cinco días para lanzar su nuevo sencillo, Easy on me.

Una canción de la que Adele ha filtrado los primeros 40 segundos en un directo en Instagram y de la que también nos ha deleitado con un teaser del videoclip en el que se puede ver claramente como la británica no ha perdido su mayor seña de identidad beauty: el extreme cat-eye.

En un vídeo en el que podemos ver a la cantante mirando por el retrovisor de un coche, también podemos apreciar el maravilloso dominio del eyeliner que tiene ella (o su maquillador). Una manera de realizar el trazo y de jugar con su longitud que hace que la mirada de Adele se convierta en felina e intensa. ¿Cómo lograrlo?

https://www.instagram.com/p/CUpkLl3g0nx» data-instgrm-version=»13″><

Extreme cat-eye sublime

El uso del eyeliner para alargar, disminuir, potenciar o agrandar nuestra mirada se ha convertido en un básico. Sin embargo, es cierto que su manejo no es del todo fácil. Mientras que a algunas les tiembla el pulso y a otras no les sale un trazo continuo, lo cierto es que conseguir la mirada de Adele es un poco más sencillo que otros tipos de cat-eye por un motivo: su longitud.

Si te has fijado en el vídeo, la línea del trazo del eyeliner de Adele es de casi tres dedos de longitud. Y a mayor longitud, mayor espacio y menor será el margen para el error. Para conseguir un acabado profesional necesitas dos cosas: un delineador de punta muy fina y un hilo. Y este último es el que nos ayudará a dar ese toque de experta. Cuando hayas terminado de delinear el primer ojo, antes de comenzar con el otro, sitúa un extremo del hilo al final del trazo y lleva el hilo hasta el mismo punto en el otro ojo. Así la longitud de ambos trazos será igual en los dos ojos y ahí es donde está la clave del éxito: la simetría en el cat-eye lo es todo.




Fuente: Leer Artículo Completo