Así se eliminan las manchas de la piel después del verano

La piel tiene memoria y guarda los daños acumulados durante años. Ese es el motivo por el que después del verano nos aparecen nuevas manchas o las que ya tenemos se ponen más oscuras que nunca, más pronunciadas y ásperas debido sobre todo a la exposición solar y otros factores externos. En cualquier caso, estas manchas no son a causa del sol que hemos tomado este verano sino por el de todos los previos. Es aquí donde la acumulación es la clave.

Es cierto que el sol tiene múltiples beneficios, nos ayuda a levantar el ánimo y contribuye a que el organismo produzca vitamina D. Pero hay que tener cuidado, especialmente si durante los meses que hemos estado en la playa o la piscina no nos hemos protegido como deberíamos ya que nuestro organismo está preparado para neutralizar cierta cantidad de radicales libres pero su capacidad tiene un límite.

Lo primero que hay que saber es qué tipo de manchas tenemos. Según explican en el Centro Médico Meisa, por un lado están los léntigos solares, que son las más habituales y se caracterizan por ser oscuros, marrones, planas e irregulares. Aparecen en las zonas más expuestas al sol, sobre todo en la cara, escote y manos con predisposición en personas mayores de 60 años. Estas manchas son las que están directamente relacionadas con el tiempo de exposición al sol y no desaparecen solas, ni con dermocosméticos, por lo que si te aparecen tendrás que acudir al dermatólogo para que considere el tratamiento más eficaz.

En segundo lugar están los melasmas, que se forman por una producción más alta de melanina y suelen aparecer también en las zonas más expuestas al sol. No tienen edad y pueden aparecer desde los 20 años, además de estar directamente relacionadas con factores hormonales (anticonceptivos, embarazo, lactancia…), con la toma de fármacos fotosensibilizantes (diuréticos, algún antibiótico), o con productos tópicos (algunos cosméticos o perfumes). Para decir adiós a este problema deberemos acudir al médico o en este caso, podremos usar algunas cremas antimanchas y despigmentantes.

Por supuesto está la opción de acudir a una clínica y someterte a alguno de los tratamientos más efectivos contra las manchas solares, como los peelings despigmentantes, que se realizan con productos para descamar la piel y ayudarla a regenerarse. O también, utilizar alguna de estas cremas que harán que tu piel vuelva a estar libre de manchas o con luminosidad.








Fuente: Leer Artículo Completo