Browning, foxy eyes y laminado: así se hacen las cejas las famosas

Hace años que las cejas dejaron de ser una parte olvidada del rostro para convertirse en autenticas protagonistas del mismo. Las famosas comenzaron a desviar la atención hacia ellas al cuidarlas y maquillarlas de una manera específica, gesto que ya se ha vuelto básico en la rutina de belleza de muchas de nosotras.

Imprescindibles para enmarcar la mirada, tanto su forma como mantenimiento han cambiado con el tiempo. La cera dio paso a la depilación con hilo, luego llegó la revolución del microblading, que parece haber sido sustituida por el brow lamination (laminación de cejas); el año pasado los foxy eyes inundaron las redes sociales, y todo apunta a que la técnica browning será imprescindible la próxima temporada.

Foxy eyes

Bella Hadid y Kendall Jenner han sido dos de las famosas que han puesto de moda los foxy eyes. Inspirada en los ojos grandes y rasgados de los zorros, esta tendencia es perfecta para levantar y refrescar la mirada al máximo. Para lucirla se requiere una depilación de cejas precisa que puede ir acompañada de un pinchacito de bótox en el extremo para enfatizar el efecto rasgado; si se busca un efecto más duradero también se pueden colocar unos hilos tensores.

Browning

Es la nueva técnica de maquillaje, de relleno y fijación, con la que crear unas cejas espesas, casi desordenadas y con un ligero tono marrón. Para crear este efecto solo hay que rellenar con ayuda de un lápiz fino el extremo hacia el entrecejo y el área de la curvatura; después se peina y se fija con un gel que deje un acabado descuidado altamente estudiado. Promete convertirse en imprescindible durante el otoño, entre famosas y mortales.

Laminado

El brow lamination (laminado de cejas) se ha proclamado como la alternativa económica al microblading en Instagram y la opción por la que han optado Emilia Clarke o Rosie Huntington-Whiteley. Igual de eficaz en resultados, consiste en aplicar una loción alisadora y fijadora en las cejas para peinarlas y estirarlas; este gesto hace que cada pelo tome la misma dirección, rellenando los huequitos que faltaban a la vez que se intensifica el color.

Fuente: Leer Artículo Completo