Chanel patrocina la restauración de la rosaleda del RJB

El idilio de la casa Chanel con las flores es un hecho tan afianzado que incluso forma parte de su insignia. Aunque el emblema de la maison es una camelia blanca, la larga relación de Chanel con las rosas es uno de los motivos del éxito del perfume más célebre de la historia: Chanel Nº5. Fue creado en 1921, y desde entonces la propia Gabrielle Chanel se ocupó de velar por la calidad de las materias primas empleadas en la elaboración de la mítica fragancia.

Siguiendo con su legado, en 1987 Chanel firmó un acuerdo de colaboración con el mayor productor local de flores de Grasse, la localidad situada al sur de Francia conocida como la capital mundial del perfume, para mantener los cultivos de la rosa centifolia de mayo y del jazmín, dos de las materias primas que dan origen al extracto del Nº5.

Pero no sólo ocurre con el famoso perfume. En toda su línea de belleza, Chanel colabora con los productores locales para crear cultivos justos en todo el mundo. Es su manera de contribuir a preservar la biodiversidad y valorar la tierra. La rosa de Grasse, la camelia de Gaujac, la vainilla planifolia de Madagascar, el café verde de Costa Rica… el compromiso de Chanel con la naturaleza está presente en todo el mundo.

Ahora, y con motivo de la celebración del centenario de Nº5, Chanel ha firmado un acuerdo con el Real Jardín Botánico (RJB), en Madrid, para patrocinar los trabajos de restauración de su rosaleda. Se trata de un espacio único de 2.800 m2 situado en los cuatro cuadros centrales de la terraza inferior del jardín, junto a la Puerta del Rey, que fue diseñada por Francisco Sabatini. La rosaleda cuenta con más de 140 especies de rosas procedentes de los rosales donados por la marquesa Blanca de Urquijo, de los rosales antiguos intercambiados con la rosaleda del Parque del Oeste.

El RJB pertenece al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y fue fundado el 17 de octubre de 1755. El pasado mes de enero, buena parte del jardín se vio afectado por el impacto de la tormenta de nieve Filomena. Los trabajos de restauración se han ido realizando a lo largo del invierno y la primavera. En el caso de la rosaleda, se mejorará el estado de los rosales tanto en la parte subterránea como en la parte aérea, y se añadirán nuevos rosales de los siglos XVIII y XIX.




Fuente: Leer Artículo Completo