Cómo copiar paso a paso el maquillaje natural con labios rojos de efecto buena cara y perfecto para verano de Juana Acosta

Si nuestra forma de maquillarnos ha cambiado con la tendencia maskie y ahora los ojos han absorbido todo el protagonismo de un maquillaje con mascarilla, el cercano cambio de estación marca la nueva moda en belleza y pide fórmulas más ligeras con acabados suaves, lisos y luminosos. Para ello, Juana Acosta ha creado en directo, en la cuenta de Instagram de Mujerhoy, y siguiendo los consejos del makeup artist de YSL Beauty Miguel Álvarez, un maquillaje natural con labios rojos que pone buena cara al instante y que es perfecto para volver a la calle este verano. ¿Cómo copiarlo?

El rostro muy trabajado

Para Miguel, la clave de este maquillaje está en los volúmenes del rostro. En primer lugar, el maquillador es partidario de aplicar una loción hidratante para conseguir posteriormente un resultado glow. “Las lociones aportan una hidratación muy suave que no deja grasa. Además, es perfecta para dar puntos de luz y refrescar el maquillaje a lo largo de una sesión de fotos, por ejemplo porque no mueve la base de maquillaje”, explica Miguel.

Después, el turno es para la base: “Con solo una gota es suficiente porque por ejemplo, es preferible no echarlo en las ojeras para no sobrecargarlas después con el corrector. Es mejor poner la base de menos a más. Siempre la podemos ir añadiendo poco a poco si aparece alguna rojez“, sentencia Álvarez.

En tercer lugar, llega la parte clave: la de utilizar el icónico corrector-iluminador Touche Èclat en versión high cover de YSL para tapar las ojeras más pronunciadas y la versión clásica para dar puntos de luz estratégicos y crear un contouring muy suave que cambia el rostro. “Su acabado es mate pero luminoso. Por su textura y el tipo de tono es perfecto para camuflar rojeces, ojeras… Pero también podéis poner un poco en la zona del arco para definir la ceja, neutralizar el color del párpado, iluminar el centro de la nariz, las sienes, los pómulos, la mandíbula, voluminizar los labios y difuminar algunas lineas de expresión como la zona del rictus. Así conseguirás un rostro esculpido y con mucho volumen”

Para terminar, es primordial aplicar un toque de colorete para un rostro con más color y más saludable pero con precaución. “Para los rostros redondos no recomiendo utilizar colorete sobre los pómulos. Esta técnica solo funciona bien en los rostros angulosos como el de Juana Acosta”, comenta el experto.

Para los ojos, un smoky eye a medio camino

Para un maquillaje de ojos natural, es preferible utilizar el tono marrón antes que el negro y para hacerlo de forma fácil solo necesitarás un lápiz de ojos. “Empieza a marcar desde la línea de las pestañas, del centro al final. Después solo hay que difuminar la raya con un pincel para crear un smoky eyes muy suave. Esto define muy bien la mirada gracias a la profundidad que se crea. Para intensificar un poco más, solo hace falta dibujar una punta de flecha en el final del ojo y difuminarlo”, explica Álvarez. Añade después un toque de máscara de pestañas en movimientos de zig zag para aportar más producto en las pestañas y aumentar su efectividad. El truco del maquillador para alargarlas aún más consiste en esperar unos segundos y volver a dar otra pasada.

Las cejas naturales y los labios marcados

Son dos zonas que dan mucha personalidad al rostro y por lo tanto, van al gusto de cada persona. Si como Juana Acosta prefieres una cejas muy suaves, Miguel Álvarez tiene el truco perfecto para pintarlas: “Dibuja solo las zonas donde quieres rellenar con pequeños toques. Si por el contrario la quieres más definida hay que crear un trazo”. En cuanto a la boca, ambos están de acuerdo en que el tono rojo es perfecto para elevar el color y el brillo de todo el maquillaje elaborado. Para conseguirlos solo dos pasos: delinear el contorno con un lápiz y rellenar con el labial.

Fuente: Leer Artículo Completo