¿Cuántas calorías se queman al nadar?

Corredores, la piscina no es solo para cuando estamos lesionados. Es una forma magnífica de hacer ejercicio de cardio e incluso nos puede ayudar a ser más rápidos en seco. Pero…¿se queman más calorías nadando o corriendo? “Aunque la natación a veces parece difícil y aterradora, es uno de los mejores entrenamientos cardiovasculares que cualquier persona de cualquier edad puede hacer”, dice Kris Gagne, entrenadora de natación de Life Time Athletic certificada por USA Swimming.

Para moverse de un extremo a otro de la piscina se usan continuamente casi todos los músculos, por lo que “el trabajo aeróbico ayuda a fortalecer el músculo cardíaco en sí mismo, lo que lo hace más eficiente para bombear sangre por todo el cuerpo”, dice Gagne.

Si usas la natación como una forma de recuperación activa, o cuando estás lesionado, la natación de bajo impacto (que prácticamente no ejerce presión sobre sus huesos y articulaciones) hace que sea fácil quemar muchas calorías sin estresar el sistema. “El agua soporta el 90% de su cuerpo”, explica Gagne.

Por supuesto, el beneficio que se obtiene al llevar sus entrenamientos al agua depende de algunos factores clave. Esto es lo que debes saber sobre cuántas calorías puedes quemar nadando⁠.

Los beneficios de nadar

Por supuesto, no se trata solo de quemar calorías, aquí están todos los beneficios de ponerse las gafas de natación y saltar del trampolín.

1- Ayuda a prevenir enfermedades del corazón

La natación es una excelente forma de cardio, ya que pones a prueba a tu corazón y a los pulmones a bombear sangre con oxígeno a todo el sistema para mantenerse en movimiento. A la larga, el hábito de la natación hace una gran diferencia. “Los estudios con la American Heart Association han encontrado que solo 30 minutos de natación al día pueden reducir la enfermedad coronaria en las mujeres en un 30 a 40%”, dice Gagne.

2- Nadar tonifica tus músculos y desarrolla fuerza

Dado que tienes que superar la resistencia del agua cuando nadas, cada brazada que haces ayuda a desarrollar la fuerza de tus músculos. No es necesario levantar pesas ni hacer movimientos de gimnasio tradicionales, dice Gagne, para esculpir tus músculos.

3- La natación trabaja todo el cuerpo

Mover el cuerpo a través del agua requiere que todos los grupos musculares principales, desde los brazos hasta las piernas y el core, funcionen, dice Gagne. Además, al incorporar diferentes brazadas de natación, como braza, espalda, mariposa, nado lateral y estilo libre, puedes trabajar todos sus músculos de diferentes maneras en un solo entrenamiento.

¿Cuántas calorías quemas nadando?

Si bien la natación generalmente es un quemador de calorías bastante impresionante, la cantidad depende de varios factores, incluido el peso, la intensidad y la fuerza. En general, la Facultad de Medicina de Harvard estima que en 30 minutos de natación recreativa:

Sin embargo, si sube la temperatura y nadas fuerte durante 30 minutos, aumenta la quema de calorías. En este caso,

El estilo que selecciones también tiene un gran impacto en la cantidad de calorías que quema. Mientras que una mujer de 70 kilos quema aproximadamente 372 calorías en 30 minutos haciendo braza, quemará más cerca de 409 calorías en 30 minutos de mariposa.

¿Se quemas más calorías al nadar que al correr o en bicicleta?

Puedes quemar tantas (si no más) calorías en la piscina como en la bicicleta o en la cinta, siempre y cuando te esfuerces. Si corres aproximadamente a 6:20 minutos por kilómetro, por ejemplo, quemas tantas calorías en 30 minutos en la cinta o en el asfalto como lo harías en la piscina, dice Harvard Medical School. Sin embargo, si su ritmo se acerca a más de 7 minutos el kilómetro, quemarás más calorías en la piscina.

Es similar cuando se trata de comparar nadar y andar en bicicleta. Pedalea a un ritmo moderado durante 30 minutos en la bicicleta estática, y una mujer de 70 kilos quemará aproximadamente 260 calorías (casi 100 calorías menos que 30 minutos de ejercicio fuerte en el agua). Sin embargo, si aumentas la intensidad de las pedaladas a un esfuerzo fuerte, quemarás aproximadamente 391 calorías en 30 minutos, rivalizando con 30 minutos de mariposa en la piscina (409 calorías).

Los factores que afectan a las calorías que se queman nadando

Recuerde que los cuatro factores más importantes que influyen en la quema de calorías del entrenamiento en la piscina son: su peso corporal, estilo de nado, intensidad y duración. Por supuesto, la intensidad y la duración son bastante obvias. Gagne dice que cuanto más tiempo y más duro nades, más calorías quemas.

El peso corporal se tiene en cuenta porque cuanto más peso tengas, más esfuerzo tendrás que gastar para moverte por el agua. Un gran tamaño de cuerpo significa que tienes más superficie sumergida en el agua, tienes que enfrentar una mayor resistencia y necesitas trabajar más para seguir moviéndote.

Después viene el estilo. Los que son más técnicos gastan más energía. Como la mariposa implica barrer los brazos hacia arriba fuera del agua y bajarlos frente a tu cabeza a la vez que ejecutas una difícil patada de delfín, es mucho más agotador que la braza, en la que puedes dar patadas de rana sin prisa y deslizarse a través del agua.

¿Cómo intensificar tu entrenamiento de natación?

Por suerte, no hay por qué repetir vuelta tras vuelta de la difícil mariposa para quemar más calorías. Hay otras estrategias y son estas tres.

1- Crea más resistencia

“Cuanta más resistencia tengas en el agua, ya sea usando equipo o tu propio cuerpo, más calorías quemarás”, dice Gagne. Imita a los nadadores profesionales y coloca un traje de baño ligeramente suelto sobre tu bañador ajustado (esto se llama traje de arrastre) o prueba equipo como aletas de manos o pies.

2- Incorporar intervalos

Sabes que aumentar tu velocidad de natación te hará quemar más calorías, pero no tienes que esprintar durante 30 minutos seguidos para ver grandes beneficios. Se sugiere usar intervalos. Por ejemplo, nadar tan fuerte como se pueda 30 segundos, a un ritmo pausado durante un minuto y repetir. Al igual que en las sesiones de intervalos de carrera, dividir el entrenamiento en la piscina de esta manera permite maximizar el esfuerzo y tiempo mientras mejora el rendimiento.

3- Estilos combinados

En las carreras de estilos combinados (como los olímpicos 200 y 400 metros estilos) nadas cada uno de los cuatro de forma consecutiva para cambiar el estímulo del cuerpo y, en última instancia, aumentar la quema a lo grande. Prueba esto: una vuelta a mariposa, la siguiente a espalda, la siguiente a braza y la última a tope a crol. Utiliza los estilos que te resulten más fáciles como recuperación o realiza después algunas vueltas de braza o espalda despacio para coger aire antes de repetir.

Via: Women’s Health US

Vía: Runner’s World ES

Fuente: Leer Artículo Completo