Descubre la rutina de belleza (y los trucos de maquillaje) de Amanda Seyfried para la alfombra roja y para el día a día

Posee una de las miradas más bellas y cristalinas del star system de Hollywood. Unos ojos enormes y risueños, de una dulzura auténtica y genuina que encaja a la perfección con su visión de la vida. Porque si de algo se enorgullece a sus 34 años Amanda Seyfried es de haberse mantenido fiel a sí misma durante sus casi dos décadas de carrera como actriz. Ahora se estrena como embajadora de Lancôme y se une, asegura que emocionada, a un grupo “de mujeres fuertes y empoderadas que no tienen miedo de ser ellas mismas. Me ha llevado un tiempo darme cuenta de lo importante que es sentirte bien en tu propia piel, pero ahora lo vivo, lo defiendo. Desde que soy madre entiendo mucho mejor lo esencial que es. Por eso no hay un solo camino para la belleza, cada persona tiene que recorrer uno distinto”, señala.

Curiosamente, el suyo se ha cruzado con Lancôme en multitud de ocasiones. “Mi hermana, que es tres años mas joven que yo, es fan absoluta de Hypnôse desde que salió al mercado. Recuerdo que me maravillaba verla maquillarse los ojos y separar cuidadosamente las pestañas una a una con un alfiler”, cuenta. Ahora ella tiene sus propios favoritos: “El Sérum Advanced Génifique, sin duda. No puedo vivir sin él. Lo necesito de día, de noche, a todas horas. Lo masajeo por toda la cara, pero especialmente alrededor de los labios, que son mi obsesión”.

Amanda confiesa que si algo bueno ha tenido el confinamiento es que ha dejado de coger aviones a todas horas. “Y por eso tengo bien la piel: no viajo tanto y no paro de aplicarme el sérum. Además, vivo en una granja y, encerrada aquí, llevo semanas sin maquillarme y sin pintarme los labios. Aunque me doy siempre un bálsamo con color, por supuesto”, apunta. ¿Su favorito ahora mismo? L’Absolue Mademoiselle Shine de Lancôme, “que tiene el punto justo de brillo, pero nutre en profundidad”. Cuando tiene que pasar por la alfombra roja, la cosa cambia. Entonces Teint Idôle Ultra Wear se convierte en su arma secreta “Necesito poca cantidad, pero tengo que insistir en los párpados y en la zona de las ojeras. Lo extiendo con los dedos para que quede la piel más luminosa”.

Una sonrisa especial

También eleva la intensidad de sus labios. “Soy consciente de que son grandes y juego con ellos. A veces los destaco, a veces los modulo. El tono que más uso últimamente es un frambuesa oscuro, el 82 Tapis Rouge Drama Matte. Me aplico un poco en el labio inferior, junto los labios y luego paso la yema del dedo porque me encanta el acabado”. Pero si lo que tiene es una cita con su flamante marido y madre de su hija, Thomas Sadoski, entonces saca la artillería pesada: “Un cat eye y un labial oscuro. Nunca falla”.

Fuente: Leer Artículo Completo