Descubre qué máscara tienes que utilizar según cómo sea tus pestañas: cortas, rectas o escasas

Las pestañas son el nuevo objeto de deseo beauty. Ahora que la atención está puesta en la mirada, ellas son fundamentales para lucir un guiño de ojos fresco, sexy y rejuvenecido. Sin embargo, no siempre contamos con unas perfectas de base y por eso debemos contar con ayuda externa. A diario nada como un sérum específico que las fortalezca y estimule su crecimiento y, cuando las vayas a maquillar, es fundamental que lo hagas con la máscara de pestañas que más se adecúe a tu problema: longitud escasa, poca curvatura o falta de volumen.

Pestañas cortas

Si lo que quieres es una longitud de tamaño XL “es fundamental que elijas un cepillo cónico con muchas cerdas, para que agarren cada pestaña desde la base. Los de forma de árbol son los más efectivos, pero deben girar sin dificultad y sin enredar las pestañas entre ellas”, aconseja Begoña Gómez, experta en tratamiento de Yves Rocher. Y no te olvides de fijarte en que la máscara incluya activos que estimulen el crecimiento.

Pestañas sin curvatura

Hasta las más rectas pueden cambiar su forma con ayuda de un rizador y una máscara adecuada. “Fíjate en que el cepillo sea curvado y potente. Y también es muy importante la fórmula preserve su elasticidad sin partirlas y que incorpore ingredientes fortalecedores. Un turquito: cuanto más flexible sea el cepillo, mucho mejor”, afirma la experta.

Pestañas finas y escasas

Para proporcionar un extra de volumen tienes que elegir un cepillo que alterne distintas longitudes de cerdas en twist o con forma de reloj de arena. Además, es básico que este “se adhiera perfectamente a la base de las pestañas, sin compactarlas y separándolas bien para abrir la mirada”, advierte Gómez. Por último, busca fórmulas ricas en proteínas y vitaminas que nutran y con pigmentos muy concentrados e intensos.


Fuente: Leer Artículo Completo