Dime qué tipo de piel tienes y te diré qué maquillaje de cejas necesitas

La mascarilla (ficha estas que ya están en las tiendas low cost) se ha convertido en la absoluta protagonista de nuestras vidas y por consecuencia de nuestro rostro. Nuestra mirada tiene mucha más relevancia que antes, tanto es así que hemos aprendido a sonreír con los ojos y a leer emociones a través de ellos. Un cambio que también se ha visto reflejado en el maquillaje, ya que ahora el objetivo es potenciar la mirada y las cejas cumplen aquí un papel importante. Si los trucos para tener unas cejas bonitas y definidas no te sirven y estás pensando en optar por un tratamiento semipermanente, es importante que tengas en cuenta el tipo de piel que tienes para escoger el que mejor va contigo.

A pesar de que los tratamientos disponibles para conseguir las cejas de tus sueños son muchos y variados, expertos en micropigmentación y microblading como Mónica Aranguez aconsejan conocer el tipo de piel para que el resultado sea perfecto. ¡Toma nota!

1. Pieles grasas

Si tu piel es grasa, dura o difícil de tratar tendrá una cantidad excesiva de poros dilatados, por lo que la técnica del pelo a pelo no es recomendable. En su caso, sería mejor optar por unas cejas efecto polvo, para que el efecto sea más duradero.

2. Pieles secas

En este caso las pieles suelen ser mucho más finas y delicadas, por lo que la fijación de los pigmentos es mucho más sencilla. De esta forma el microblading o micropigmentación serían unas opciones perfectas para conseguir un resultado natural.

3. Pieles mixtas

Aunque la zona T es la más grasa del rostro en este tipo de pieles,su mezcla hace que sea una dermis que acepte cualquier tipo de tratamiento.

¿Lista para presumir de cejas (aunque sea con mascarilla)? En centros como el de Mónica Aranguez, Lashes&Go o Lovely Lashes son expertos en este tipo de tratamientos para conseguir las cejas de tus sueños. Además, el verano y el calor hacen que este sea el momento perfecto para optar por un maquillaje de cejas semipermanante y estar lista siempre, incluso saliendo de la playa o la piscina.

Fuente: Leer Artículo Completo