El corte de pelo adecuado para cada textura de cabello

Rizado, ondulado, liso, de fibra gruesa, de raíz grasa, con tendencia a la deshidratación… y así podríamos seguir durante párrafos y párrafos. Y es que existen cientos de características que definen una melena y la ha hacen única. Todas ellas deben ser tenidas en cuenta a la hora de plantear un nuevo corte de cabello.

En muchas ocasiones ocurre que vemos un determinado estilo en una imagen de Instagram o en una celebrity y acudimos con esa instantánea al salón de peluquería. Si el estilista que nos atiende es un buen profesional debe advertirnos que el resultado final no depende solo de su trabajo con las tijeras. Además de su labor, también entran en juego todas las características anteriormente mencionadas, que en el caso de la mujer de la imagen que hemos visto pueden ser muy diferentes a las nuestras, lo que dará lugar a un resultado muy distinto.

https://www.instagram.com/p/CVivPUDsGk-

A post shared by Marta Hazas (@martahazas)

Si buscamos además un corte de pelo cómodo, que nos permita lavar y dejar secar al aire con un resultado listo para salir a la calle hay que tener especialmente en cuenta la textura del cabello, antes de comenzar a corta. Cada textura (rizado, ondulado, liso) aporta un volumen diferente que será determinante en la decisión de los largos de las capas, por ejemplo. Así que, para que todo sea mucho más fácil, se pueden clasificar los estilos que mejor sientan a cada cabello, de la siguiente forma.

Rizado

Para chicas con bucles definidos son especialmente adecuados los cortes por capas, como el shaggy o el wolfcut, tan de moda esta temporada. Este tipo de corte exprime la elasticidad del rizo y permite que su forma se mantenga intacta sin demasiado peso. Los expertos apuntan, además, que la realización de capas internas permite eliminar exceso de peso con el mismo objetivo de que el rizo mantenga su forma. Prueba a llevarlo con flequillo, para un toque más transgresor.

Ondulado

Hay que tratar de quitar peso a la melena, sobre todo en la parte de la espalda. Apuesta por los cortes con vaciado interno, además esto ahora en invierno evitará que el cabello de la nuca se enrede entre el cuello del jersey, la bufanda, el abrigo, etc. Una mayor densidad en la melena también ayudará a que este tipo de pelo, que suele ser muy poroso, se seque antes y no te veas obligada a usar el secador hasta que el brazo se canse. Por otro lado, el invierno es el momento perfecto para probar el flequillo. Los cabellos ondulados suelen ser bastante rebeldes secados al natural, pero en esta época tendemos más a secarlo, para retirar la humedad cuanto antes, esto evitará la pereza a la hora de moldearlo.

Liso

Es la textura más fácil de llevar y la que ofrece más posibilidades, pero también la que tiene más riesgo de caer en el aburrimiento. Aprovecha la suerte de contar con una estructura que se adapta a casi todo tipo de estilos y arriesga. Por ejemplo, los flequillos cortina, una de las tendencias de la temporada, son un detalle que enmarcan el rostro y tienen el poder de que este se perciba de manera diferente. Para los cabellos finos, las capas aportarán volumen y movimiento y evitarán el efecto tabla.



Fuente: Leer Artículo Completo