El gran duelo MH: La sal contra el azúcar

La sal y el azúcar coinciden en que ambas son blancas y en que, en exceso, son perjudiciales, y difieren totalmente en su sabor. Pero ¿cual es la menos perjudicial? Vamos a ver cuál de las dos merece un lugar en nuestra mesa.

SAL

Músculos: La sal no estimula su desarrollo, pero su carencia impedirá la absorción de creatina (esencial para crear masa muscular) en casi un 80%.

Perder peso: Hasta un 26% puede aumentar el riesgo de obesidad si te excedes en solo 1 g de la dosis diaria recomendada (que es de unos 5 gramos).

Riesgos del exceso: Consumir más sal de la debida, puede provocar a largo plazo insuficiencia renal, osteoporosis, cáncer de estómago y pérdida de memoria.

Riesgo de enfermedad cardíaca: Una ingesta de 8 g por día aumenta el riesgo de morir por enfermedad cardiovascular en un 10%. Y menos de 3 g también es malo.

¿Cómo afecta al correr?: Un suplemento de sal te ayudará a reducir tu tiempo 26 min, al mantener la presión arterial necesaria para llevar combustible y agua.

AZÚCAR

Músculos: Tomar un snack dulce antes de entrenar en el gym inhibe hasta un 11% el desarrollo muscular, ya que hace bajar los niveles de testosterona.

Perder peso: Hasta un 54% aumenta el riesgo de padecer sobrepeso en las personas que obtienen el 10% de su energía diaria del azúcar.

Riesgos del exceso: Tomar más azúcar de la necesaria puede provocar acné, caries, diabetes e insomnio.

Riesgo de enfermedad cardíaca: Obtener el 20% de las calorías del azúcar aumenta la presión arterial y el riesgo de enfermedad cardiaca en un 38%, incluso sin sobrepeso.

¿Cómo afecta al correr?: Beber una mezcla de glucosa y fructosa cada 15 minutos puede reponer tu energía y aumentar tu velocidad en un 19%.

El veredicto de MH: ¡GANA LA SAL!

No vamos a endulzar la verdad. Las cosas muy dulces no contribuyen para nada a cumplir tus objetivos de mejorar tu salud y tu forma física. El exceso de sal tampoco es bueno, pero una deficiencia de sodio puede debilitarte y causar trastornos orgánicos.

Vía: Men’s Health ES

Fuente: Leer Artículo Completo