El peinado más cool en los perfiles de famosas e influencers es tan fácil que lo vas a querer llevar este fin de semana seguro

A veces nos complicamos demasiado la vida con el pelo y nos empeñamos en tenacillas, planchas, voluminizadores…. De todo. Aquí tienes la prueba de que la sencillez, muchas veces, gana la partida. Más en este momento de revival de los setenta, una década que favoreció la naturalidad máxima. Este peinado que las famosas llevan una y otra vez en editoriales de moda y desfiles tiene el aire hippy de aquella década, pero matizado para estos tiempos tecnológicos. La técnica es tan minimalista como el peinado mismo: basta trazar dos mechones finos a cada lado de la cara, de manera que quede despejada. No puede ser más fácil. Veamos las minúsculas variaciones que pueden ayudarnos a acoplar este look a nuestras necesidades específicas.

Margot Robbie lleva las trenzas de una manera que nos parece especialmente favorecedora, sobre todo si tienes las capas enteras. Solo trenza parte del mechón: desde las sienes hasta el pómulo. Y deja las renzas que se deshagan. Es un detalle mínimo pero queda fantástico. Bella Hadid encuentra una utilidad máxima a estas trenzas: recoger los mechones que fueron flequillo y que ahora han crecido hasta más allá del mentón. Si llevas capas o estás dejando crecer el flequillo, es tu opción.

View this post on Instagram

moo 🐮

A post shared by justine marjan (@justinemarjan) on

Si tienes una melena larga y abundante, puedes optar por dos trenzas más consistentes: quedan perfectamente bien. Al llevar más densidad de pelo, sí tendrás que terminarlas perfectamente para que no se deshagan. Ten en cuenta que la posición en la que inicies las trenzas es fundamental: puedes elegir que se retiren al máximo de la cara o trenzar desde muy cerca del nacimiento del pelo.

View this post on Instagram

@kdeenihan @laurapolko @siena telling me to move my ass

A post shared by Charlotte Lawrence (@charlotteslawrence) on

Atención a la posición en la que comienzas a trenzar: no tienes porque empezar directamente, sino que puedes hacerlo a cinco o seis centímetros más allá del nacimiento del pelo, para que las trenzas puedan moverse y retirarse con facilidad del rostro. Además, las trenzas no tienen porqué ser simétricas y perfectas. La naturalidad de la tendencia insiste en que la melena se lleve de la manera menos pulida posible y las trenzas, también.

Si sueles llevar tu melena con la raya al lado en vez de al centro, puedes llevar perfectamente este peinado. Solo tienes que adaptar las trenzas a la cantidad de pelo que quieras retirar de cada lado: puedes optar por que tengan más o menos el mismo tamaño, como en la foto, o incluso que sean totalmente distintas en cuanto a grosor. Van a quedar bien igualmente.

Fuente: Leer Artículo Completo