El sorprendente y rejuvenecedor cambio de imagen de Paloma Rocasolano: todos los retoques estéticos de la madre de la Reina Letizia, en fotos

Aunque siempre ha buscado la discreción, es inevitable que, en cada una de sus apariciones públicas, Paloma Rocasolano se convierta en el centro de atención. No deja de ser la madre de la Reina y, dicen, la abuela favorita de la Princesa Leonor y de la Infanta Sofía. Sindicalista jubilada, estudiante de la UNED y otros tantos secretos de su vida que te descubrimos aquí, Rocasolano ha conseguido vencer al tiempo a golpe de retoques estéticos y es que, si observamos sus fotos desde 2004, cuando “la conocimos” tras el compromiso de don Felipe y Letizia Ortiz, hasta ahora, Paloma Rocasolano ha rejuvenecido con el paso de los años.


Aunque según nos cuenta el médico estético Dr. Moisés Anselem, “se trata de un rostro con flacidez en general, más intensa del lado izquierdo, quizás porque duerma más de ese lado”, Paloma Rocasolano “en general ha mejorado el aspecto de su rostro en cuanto a luminosidad y calidad de piel“.

Pero, ¿cuál ha sido el elixir de la eterna juventud de Paloma Rocasolano y el secreto de su rostro cada vez más joven? El Dr. Anselem apunta hacia una combinación muy eficaz de tratamientos de rejuvenecimiento facial sin cirugía.

Nuestro experto asegura que “tenía una mirada entristecida que le ha mejorado con la aplicación de la toxina (bótox) en el tercio superior”. Eso sí, “a la vez que le ha proporcionado luminosidad en la frente, en el entrecejo y en la región de las patas de gallo, debido a la inyección baja en el punto inferior del tratamiento de esta zona, le provoca un tope al pómulo, haciéndolo más exacerbado, sobre todo, al sonreír”.

Nuestro experto también apunta, “muy probablemente”, a un tratamiento en el que “se ha inyectado ácido hialurónico en el tercio medio e inferior de la cara” y de una forma “sutil y natural en la zona de los labios y región perioral”. Eso sí, según el Dr. Anselem, aún queda algo por retocar en el rostro de Paloma Rocasolano.

Y es que “su asignatura pendiente sigue siendo el cuello, donde le recomendaría mejorar la piel con ácido hialurónico y retensar desde atrás con la hidroxiapatita clásica, mi técnica del ‘cerclaje posterior’ y, a los 4 meses, valorar reforzar con algún hilo tensor”.

Quizá en los Premios Princesa de Asturias es en la cita en la que mejor hemos podido comprobar el cambio, año a año, de Paloma Rocasolano. La madre de la Reina no solo ha ido sofisticando su estilo, mucho más depurado y elegante, quizá influida por la propia doña Letizia y los consejos de su estilista, Eva Fernández, sino que también ha cambiado su peinado, aparcando su característico pelo rizada por una media melena a capas con mucho más movimiento, más favorecedora y, combinada con estos tratamientos estéticos sin cirugía, ideal para quitar años de encima y conseguir una imagen rejuvenecida pero natural.


Fuente: Leer Artículo Completo