Esta es la técnica con la que puedes conseguir ¡de verdad! la sonrisa de las famosas

Aunque ahora estamos obligados a llevar la mascarilla puesta la mayor parte del tiempo, no tienes por qué renunciar a lucir tu labial preferido –aquí te explicamos cómo tienes que maquillarte los labios para no manchas la mascarilla– ya que este se verá la luz cuando estés en una terraza o restaurante y, por supuesto, acompañarlo de tu mejor sonrisa, imprescindible para tener una actitud positiva ante la vida y necesaria en esta situación que nos ha tocado vivir.

Pero si no estás del todo cómoda con el aspecto de tus dientesahora también es el mejor momento para cambiarla. Las nuevas técnicas de diseño digital de la sonrisa te permiten tener los mismos dientes perfectos de cualquier famosa. Tan solo tienes que acudir a la clínica con la imagen de la sonrisa que quieras tener y voilá. Para conseguirla se utiliza una tecnología 3D que utiliza el escaneado facial y bucal para lograr una previsualización del tratamiento final no solo en un ordenador, sino también físicamente, con la ayuda de una prueba (una especie de dentadura postiza de silicona fabricada especialmente para ti) que te colocan en la boca para que así puedas ver realmente cómo será el resultado final.

“En la primera visita se observa que la boca esté saludable y se hacen unas fotografías extraorales e intraorales. Después se digitaliza la boca del paciente mediante un escáner intraoral, que sustituye a los tradicionales (e incómodos) moldes, y también se realiza un escaneado del rostro mediante un escáner facial”, explica el Dr. Carlos Fernández Villares, de Azero & Villares Dentistas, una de las primera clínicas enadoptar esta tecnología en España. Después “se pasan todos los archivos a un software que permite crear una sonrisa ideal para cada persona, basándose en los cánones preestablecidos de belleza o también imitando o replicando la sonrisa que ansíes tener”, añade el dentista.

Ya en la segunda cita los doctores tendrán listo tu molde –su fabricación no suele llevar más de una semana, e incluso en determinados casos puede estar listo en 48 horas– para que puedas comprobar in situ cómo quedaría el tratamiento. En ese momento te hacen fotos y videos para que compruebes el antes y el después y cómo estarías con tu nueva sonrisa desde todos los ángulos. Si el resultado te gusta, los dentistas te dirán qué necesita tu boca para conseguirlo: aparato, carillas, implantes… Y, dependiendo de lo que tengan que hacerte tendrás tu sonrisa soñada en tan solo diez días o transcurridos unos meses. El precio del estudio y la prueba es de 250 a 300 euros.

Fuente: Leer Artículo Completo