Este tinte de labios de Clarins resiste a mi mascarilla

Le pese a quien le pese, hay que asumirlo: los labios han quedado relegados a un segundo plano. Pero quizás es porque no había probado suerte con un tinte de labios. Al menos no en esta etapa, porque nunca me habían gustado demasiado. La culpa de todo la tiene la mascarilla, es cierto, pero la realidad que ha quedado es que ya no se pintan como antes, ya no son una parte fundamental del look de maquillaje. O al menos, para la mayoría, porque en mi caso era algo a lo que no me resignaba. Y eso que la mayor parte de los labiales es ponerse la mascarilla y emborronarse o perder el brillo.

En concreto, el gran descubrimiento se produjo con el tinte de labios de Clarins, Eau à lèvres. Y es que, más que un tinte, es un agua con color pero sirve tanto para maquillar labios como mejillas, es decir, un dos en uno. Con esto ya me ganó porque su tamaño permite llevarlo allá donde vaya en el bolso y retocar el color prácticamente sin mirarme al espejo, pues se aplica fácilmente con su pincel. Además, se seca rápidamente. Está a la venta en Sephora en cuatro tonos y cuesta 24,99 euros.

¡Lo quiero!

Pero este secado rápido hace también que parezca el color natural del labio aunque un poco más intenso. Es decir, parece una segunda piel porque es muy muy ligero, como un agua con color, por lo que no se mueve con la mascarilla, pero tampoco con la comida o bebida. Y es que, según se comprobó en un test clínico con 22 voluntarios, aguanta hasta 300 besos.

Por su parte, este tinte labial está formulado con activos vegetales para mantener los labios nutridos e hidratados y que así las pielecillas, además, no dañen el resultado. ¿El resultado? Una boca efecto mordido de tendencia.




Fuente: Leer Artículo Completo