Los secretos de belleza de Rossy de Palma para estar estupenda después de los 50

La semana pasada Selena Gomez dejaba claro que su nueva marca de belleza, Rare Beauty, estaba concebida para inspirar confianza e individualidad y dejar de presionar a los jóvenes a dejar de parecerse a otra cosa que no sean ellos mismos. Ahora Rossy de Palma es embajadora del Manifiesto Sephora, una potente pieza audiovisual que no entiende de estándares, solo de diversidad, poder y confianza, y que invita a reflexionar sobre la belleza. Hablamos con la artista, una defensora acérrima de la belleza inclusiva desde hace décadas, sobre qué significa para ella el término belleza y cuáles son las claves para sentirse guapa.

“Llevo años siendo un estandarte, un ejemplo de afirmación tal y como soy. Y al que yo no le guste… ¡pues nada! Yo dije: ‘¿no quieres taza?, pues taza y media vas a tener’. Creo que lo más importante es estar en armonía contigo mismo y, luego, si hay gente que se añade, bien. Y si no, pues también”, asegura Rossy de Palma, que a sus cincuenta años está espléndida. ¿El secreto? “Ser auténtico, estar en contacto con quien eres, manifestarte, sentirte como eres y asumirlo, y enseñarlo es el power ahora. Todos tenemos derecho a ser como nos dé la gana”, confiesa.

La artista lleva toda una vida defendiendo una belleza inclusiva donde la clave para ser bello es “la felicidad y sentirse bien con uno mismo”, punto de vista que hoy defendemos todos, pero que hace unos años era casi impensable. “Agradezco todas las partes de mi cuerpo porque todas funcionan. Me gustan mis piernas, me gustan mis ojos, uno de cada color. Me gusta mi piel… ¡Muchas, muchas partes!”, asegura Rossy, a pesar de que también reconoce tener alguna que no le gusta tanto, aunque prefiere guardárselas para ella misma para que así nadie se fije en ellas. Pero cuando le preguntamos si alguna vez ha querido cambiar algo de sí mima, en ningún momento habla del físico sino que hace referencia a los aspectos que no tienen que ver con él: “Hay muchas cosas que me gustaría cambiar, ¡y en ese proceso siempre he estado! He trabajado mucho para comprender: yo soy muy analítica y con la comprensión se avanza y se evoluciona. Es un proceso necesario para no ser víctima de tus emociones, conocerte mejor”, confiesa.

Sin embargo, aunque la actitud es esencial para sentirse guapa y “el mejor consejo de belleza es el amor de calidad hacia uno mismo”, Rossy también tiene algún truquito de belleza, sencillo pero efectivo: “Usar agua de rosas es la cosa más normal de mundo y te hace sentir muy bien”, afirma. Además, aunque reconoce que “la autoestima la puedes encontrar haciendo una meditación, que es algo interior que se traduce en el interior”, asegura que “también la puedes hallar en un buen lápiz de labios. Es algo exterior, sí, pero un buen lipstick te sube la moral y se traduce en el interior”. Al igual que “un buen filtro o una foto retocada”, ya que, “aún sabiendo que provocan una irrealidad, actualmente la realidad es tan tan dura, que necesitamos un poco de fantasía”.

¿Y qué es la belleza para Rossy? “Es bondad. No puedo entender algo bello si no es bondadoso y no tiene buenos sentimientos. La belleza de verdad para mí es la naturaleza. Todavía flipo con una puesta de sol, con una luna llena o con una flor… ¡Aún no me he acostumbrado a esa belleza!”, concluye.

Fuente: Leer Artículo Completo