Rubio en verano: cómo cuidarlo

El pelo rubio es el más delicado cuando llega el verano, y da igual que sea teñido o natural, pero es el que más sufre y en el que más se perciben los daños que ocasiona la temporada estival. Y es que, El cabello rubio tiene una excesiva sensibilidad y permeabilidad por eso las agresiones externas le afectan más, pues es más receptivo a la contaminación, al polvo, al humo del tabaco, a la cal, etc. Por eso, el pelo rubio se vuelve áspero y pajizo porque las puntas se secan y se abren, e incluso se decolora y toma a veces un color verdoso, pierde el brillo y se deshidrata.

Pero, a pesar de que el pelo rubio sufra así por naturaleza, hay formas de hacer que este no se vea tan castigado en verano. Y es que hay que cuidarlo de una forma concreta y con más mimo que al pelo moreno, por ejemplo, esta temporada.

Productos para rubias

Y es que estos productos específicos «tienen fórmulas que poseen agentes que evitan que el color se quede opaco, con aspecto de paja y con tono verdoso por el cloro y la sal del mar», señalan desde el centro Blow Dry Bar. «La clave es un champú orgánico, sin sulfatos y con propiedades antioxidantes y nutritivas», añaden.

Lava con agua fría

«Trata de finalizar el lavado con agua fría para sellar la cutícula del cabello y que quede con más brillo», indican los expertos. «En verano, el pelo tiende a estar más deshidratado, por lo que es imprescindible aplicarse un acondicionador en las puntas y dejar que actúe para nutrir el cabello», cuentan.

Aceite

El aceite es fundamental para la hidratación de las puntas y que estas se mantengan cerradas. «Aplica una generosa cantidad de un aceite vegetal de calidad como el de naranjas dulces, lavanda o almendras, sobre el pelo antes de tomar el sol o nadar y tu cabello y color, permanecerán intactos. Además, evitará la rotura de las fibras capilares y tendrás una melena súper hidratada», explican desde Blow Dry Bar.

Hidratación, una vez por semana

Además del acondicionador, se debe hacer un tratamiento de hidratación una vez por semana. «Tras lavar el cabello, aplica una mascarilla reparadora y nutritiva en toda la melena y déjala actuar durante horas, con el pelo enrollado en una toalla antifrizz. Puedes usar Botanical Repair Intensive Strengthening Masque Rich de Aveda, que repara de forma intensiva y fortalece el cabello al instante. Acondiciona con el doble de lípidos vegetales con mantecas añadidas. El cabello está visiblemente más sano, suave y brillante tras un solo uso», recomiendan.

COMPRAR

Nada de herramientas de calor

Ahora que llega el calor, es mucho más fácil y rápido secar el pelo al aire. Así, el cabello sufre mucho menos. Siempre puede moldearse con sprays y fijadores si se prefiere. Mientras, si es necesario usar el secador y la plancha, por ejemplo, para algún evento, lo ideal será siempre usar un protector térmico, especialmente si se trata de un cabello teñido.




Fuente: Leer Artículo Completo