Siete gestos de belleza sostenible que pueden cambiar el futuro del planeta

Las pequeños gestos también cuentan para salvar el planeta. Incorpóralos a tu rutina de belleza diaria y pon tu granito de arena en el cuidado del medioambiente y en la preservación de los recursos naturales. Nosotras te sugerimos siete, pero seguro que se te ocurren algunos más. ¡Empieza hoy mismo tu compromiso beauty sostenible!

Dúchate en lugar de bañarte

Solo con pensar en estas cifras da escalofríos. Gastamos alrededor de 100 litros de agua en una ducha, mientras que para un baño necesitamos 250 litros. Eso sí, siempre y cuando no te eternices en la ducha… Con cinco minutos basta y sobra.

Fíjate en el packaging

La caja más bonita no es la mejor diseñada, sino la más respetuosa con el medio ambiente. Elige aquellas que tengan el símbolo del reciclaje y, mucho mejor, los productos que vienen sin embalaje y en botes elaborados con bioplástico o rellenables.

Sustituye los discos desechables

Elaborados con algodón, los pads tradicionales tardan muchos años en degradarse. Pero no tienes que renunciar a ellos para retirar el maquillaje de los ojos, pero sí hacerlo de forma más sostenible. Existen opciones elaboradas con una mezcla de bambú y algodón ecológico que pueden reutilizarse. Para ello solo tienes que meter los discos en una bolsa protectora y lavarlos en la lavadora.

En su justa medida

Si te echas más champú del necesario o más gel del que te hace falta no vas a estar más limpia, pero sí vas a despilfarrar y contaminar más. Para lavarte el pelo, si lo tienes corto o media melena, una cantidad similar al tamaño de una avellana será bastante; si tienes una melena más larga, el de una moneda de dos euros. Para el cuerpo, con elequivalente a la cantidad de una cucharada sopera es suficiente.

Prueba la copa menstrual

Quizá al principio te dé pereza utilizarla, pero no genera residuos y, además, es la opción más ecológica y más barata.

Evita ciertos químicos

También deberías mirar con lupa la etiqueta de los cosméticos, no solo la de los alimentos. Componentes como los parabenos o los microplásticos de algunos exfoliantes, que se van por el desagüe, pueden dañar los ecosistemas marinos.

Di no al aceite de palma

No al que está en las patatas fritas, que también, sino al que incluyen algunas bases de maquillaje y otros cosméticos. Aunque no es dañino para la piel, sí lo es para el medio ambiente, pues la extracción de este producto está detrás de la deforestación de los bosques asiáticos.

Fuente: Leer Artículo Completo