Tres tratamientos faciales 2×1: te ponen buena cara y relajan tu mente para las navidades

Este año tan duro que nos ha tocado vivir no solo se ha reflejado en nuestra piel, que ha sufrido maskné y maskstres, entre otros síntomas, sino que la incertidumbre y el miedo también han hecho mella en nuestra mente. Te proponemos terminar 2020 disfrutando de un tratamiento facial que no solo haga que tu piel brille durante estas fiestas, sino que también ponga tus pensamientos en modo zen.

Beneficios del fondo marino

Promueve una relajación profunda, fruto de los suaves masajes con conchas marinas, y una luminosidad y rejuvenecimiento de la piel por la combinación de cosméticas marina y técnica de masaje. La sesión se inicia con un masaje relajante en la nuca y los hombros con conchas marinas de tacto sedoso (conchas tigre), seguido por el desbloqueo del plexo solar.

Tras la limpieza y exfoliación se aplica un potente cóctel cosmético a base de principios activos provenientes de las profundidades del mar, acompañado de maniobras realizadas con conchas marinas, piedras obsidianas y piedras de coral, que contribuyen al desbloqueo y el bienestar. Mientras la mascarilla actúa se realiza un agradable masaje en los brazos y los pies y la crema también se aplica masajeando con la ayuda de piedras obsidianas calientes y piedras de coral frías, cuyo agradable contraste de temperatura favorece los efectos reafirmantes y antiedad de la cosmética. Tratamiento Sea Creation de Babor de Oxigen (175 €/ 120 min. En Barcelona).

Masaje de yoga facial

El estrés, los movimientos diarios y los hábitos de gesticulación, masticar, fruncir el ceño o apretar la mandíbula, hacen que el rostro acumule múltiples tensiones y que los músculos pierdan su fuerza y posición. Esto conlleva una peor oxigenación de los tejidos y la piel, que se muestra más apagada, cetrina y con arrugas, líneas y flacidez más acusados. Este masaje consigue relajar y recolocar los músculo en su posición natural con ayuda de la reflexología.

Sin usar más que las manos, y un aceite botánico natural para permitir su deslizamiento, se masajea el rostro, cuello y escote incidiendo especialmente en aquellas zonas que muestran mayor tensión. El rostro recobra un aspecto relajado, más firme y luminoso de manera inmediata gracias a la activación de la microcirculación periférica, el drenaje linfático y la oxigenación de los músculos y la fascia. Tratamiento de yoga facial de Maiko (65 €/ 50 min; 220 €/ bono de 4 sesiones. En Madrid).

Facial energético japonés

Combina las mejores técnicas manuales con la energía y la fuerza del Gua Sha, un ritual con piedras de jade y cuarzo rosa, que ayuda a eliminar toxinas gracias a la estimulación sanguínea mientras esculpe el rostro. Además, relaja la musculatura, reafirma tejidos, drena bolsas y mitiga la aparición de arrugas. Le acompañan los principios activos de los cosméticos de Sofia Bertrand, inspirados en la cultura oriental, como la camelia japónica o la flor de cerezo, y potenciados con activos de lujo como el rubí, el champagne y la esmeralda, este protocolo mantiene el estrés bajo control y recarga el organismo de energía positiva. El resultado es una piel luminosa, liberada de estrés y oxigenada. Ikigai Massage de Carmen Navarro (170 €/ 70 min. En Madrid, Sevilla y Valencia).

Fuente: Leer Artículo Completo