Carlota Ciganda y Azahara Muñoz, las esperanzas españolas del golf en Tokio 2020 tras la baja de Jon Rahm

Una de las medallas de Tokio 2020 que prácticamente teníamos aseguradas se esfumaba en un abrir y cerrar de ojos este fin de semana. Jon Rahm, golfista español, ni siquiera volaba a Japón tras dar positivo en coronavirus después de que se le practicaran los tests obligatorios para acudir a los Juegos Olímpicos. Un mazazo para el vasco pero también para el deporte español que ahora centra su mirada en dos mujeres: las golfistas Azahara Muñoz (33) y Carlota Ciganda (31).

Cinco años después de su actuación en Brasil 2016, el equipo femenino de golf volverá a defender los colores de la bandera española en unas Olimpiadas, en unas finales que se llevarán a cabo del 4 al 8 de agosto, cuando finalice el torneo masculino. La navarra –Carlota– y la malagueña –Azahara– ocupan las primeras posiciones españolas en el ranking olímpico de esta disciplina en los puestos 20 y 35, respectivamente. Las dos jóvenes se han convertido en los últimos años en referencia del golf español y han participado en los torneos internacionales de mayor prestigio.

https://www.instagram.com/p/CNR9idwFN4p/

A post shared by Azahara Munoz Vickers (@azagolf)

De las calles de Doña Mencía a EEUU

Azahara Muñoz nació en San Pedro de Alcántara hace 33 años, un tranquilo municipio con mucho encanto de la Costa del Sol a apenas 15 kilómetros de la bulliciosa Marbella. Sus padres, José Antonio y Consuelo, eran maestros y Azahara creció entre la costa malagueña y el pueblo cordobés de Doña Mencía, de donde son sus progenitores y donde iba con toda la familia a pasar las vacaciones de verano y la Semana Santa. Su padre siempre le inculcó a ella y a su hermano mayor la pasión por el deporte. Su hermano optó por el tenis y la niña empezó a jugar al golf cuando apenas tenía 8 años en el Club de Golf San Pedro. Lo hizo casi de casualidad al ir con unos amigos a unas clases gratuitas tras la apertura del campo de prácticas. Pero el gusanillo de esta disciplina se le metió dentro y empezó a entrenar y jugar de forma regular en el club Guadalmina, al que solía llevarla en coche su padre cada tarde.

Con 13 ya soñaba con volar a Estados Unidos y seguir los pasos de otras golfistas como María Beautell o Paula Martí. Ella quería hacer lo mismo pero sus padres quisieron que primero terminara el instituto y luego ya verían. Perseverante en los estudios y el deporte, Azahara comenzó a obtener buenos resultados y en 2002, con 15 años, se proclamó campeona de España sub-14 y fue seleccionada para jugar por Europa la primera edición de la versión júnior de la Copa Solheim –la Ryder Cup femenina–, en Minnesota (Estados Unidos). Un año después repetía experiencia y en 2004 ganó el Abierto Británico para jugadoras de 15 a 17 años.

https://www.instagram.com/p/BfLIgVRl_XS/

A post shared by Azahara Munoz Vickers (@azagolf)

Cum Laude en Psicología y campeona de golf

Terminado Bachillerato, Azahara vio más cerca su sueño adolescente de cruzar el charco para dedicarse de manera profesional a su gran pasión. Y lo consiguió gracias al apoyo de su familia y a sus esfuerzos para poder entrar en una universidad americana. En 2006 ingresó en la Universidad del Estado de Arizona para llevar a cabo estudios de Psicología y Business, al tiempo que progresaba en su carrera en el golf compitiendo en las prestigiosas ligas universitarias, en las que varias veces fue incluida en los equipos estatales y nacionales. En 2008 fue campeona individual del Campeonato de la NCAA (National Collegiate Athletic Association) en Albuquerque y en 2009 quedó cuarta en el mismo torneo.

Y siguió obteniendo victorias en el subcampeonato del Abierto de Estados Unidos de 2008, en el Abierto Británico (British Ladies Amateur) en 2009 en Gales y con el equipo español en el Campeonato de Europa por Equipos de 2007 junto a Carlota Ciganda, Belén Mozo, Araceli Felgueroso, Emma Cabrera y Carmen Pérez-Narbón, y en 2008, en Stenungsund (Suecia), se alzó con la medalla de bronce en este mismo torneo, entre otros.

En mayo de 2009 se graduó Cum Laude en Psicología y en septiembre de ese año empezaba su trayectoria como jugadora profesional de golf, debutando en el Ladies Professional Golf Association con un segundo puesto. Se instaló definitivamente en Palm Beach, en Florida, y no dejó de ganar. Fue Novata del Año 2010 en el LPGA Tour, dos años después obtuvo una victoria, dos segundos puestos y nueve top 10. En 2013 fue distinguida con el Premio Lady Golf como Mejor Jugadora Profesional española en la primera edición de estos galardones. Ha logrado seis victorias profesionales, cinco en Europa y una de ellas en el Sybase match-play (2014) de EEUU, entre otras. En 2018 fue segunda en el Abierto de España y cuarta en 2019, año en el que también se clasificó quinta en el de Francia, y en 2020 de nuevo segunda en el de Escocia.

https://www.instagram.com/p/Bc41yPHlR3P/

A post shared by Azahara Munoz Vickers (@azagolf)

Casada con su caddie

Fue en Estados Unidos, donde es conocida como Aza, donde encontró el amor. Allí conoció a Tim Vickers, que hoy es su marido y su caddie, la persona que la acompaña en cada uno de sus golpes. Se casaron en Málaga el 19 de diciembre de 2015 en una bonita ceremonia en dos idiomas a la que asistieron compañeras de profesión como Carlota Ciganda, Adriana Zwanck, Ai Miyazato y So Yeon Ryu. La pareja sigue viviendo en Estados Unidos pero Azahara echa de menos la vida en España, la tranquilidad de ir andando a cualquier sitio en Málaga o salir de tapas.

En 2018, la golfista tuvo que hacer frente a un duro momento vital cuando le diagnosticaron la enfermedad de Hashimoto, una enfermedad autoinmune caracterizada por la destrucción de la glándula tiroides. “Los días eran muy duros. Estaba cansada todo el tiempo, tenía frío, ansiedad… Pero nunca pensé en pedir ayuda. Nunca pasó por mi cabeza, porque pensaba que era mi culpa. Y siendo, como soy, una persona muy obstinada y trabajadora, seguí exigiéndome mucho”, decía en la revista Ten Golf en la que también explicaba que se trata de una enfermedad incurable pero que hoy por hoy mantiene a raya con medicamentos y una dieta adecuada.

https://www.instagram.com/p/B3B4tPpo2Ig/

A post shared by Carlota Ciganda 🇪🇸 (@carlotagolf)

El deporte en su ADN

Cuando tan solo tenía cinco añitos, Carlota Ciganda cogió entre sus manos su primer palo de golf. Animada por su padre Jesús y bajo la atenta mirada de su madre, María Jesús, la niña empezó a aficionarse a la disciplina que luego se convertiría en su vida. Nacida en Pamplona, fue con su progenitor con el que empezó a ir a un campo de golf que había cerca de su casa. Iban los fines de semana con los amigos de Jesús y mientras ellos iban por delante, Carlota les seguía pegándole a la bola. El deporte estuvo en su vida casi desde que nació, ya que su tío José Ángel Ciganda, el Cuco, jugó al fútbol en el Osasuna varios años y actualmente es entrenador del Real Oviedo. Él siempre la animó a perseguir su sueño y aunque en un principio le llamaba más el fútbol o el frontón, poco a poco fue tomándose esa afición de fin de semana como algo más en serio.

Desde el año 2000, cuando tenía solo 10 años, y hasta 2008 (menos en 2005) fue campeona nacional en las sucesivas categorías en las que iba jugando. Igual que su hoy compañera de equipo en Tokio 2020, Carlota, que habla cuatro idiomas, se marchó a Estados Unidos para estudiar Administración y Dirección de Empresas en la Universidad de Arizona donde se graduó en 2011. Ya en la universidad fue miembro del equipo Sun Devils que compite en el campeonato NCAA y en 2009 fue la primera jugadora en ganar dos campeonatos consecutivos de la conferencia Pacific-10 y terminó tercera en 2011. Además fue la mejor participante española en varios torneos profesionales, como en el Open de España Femenino de 2007 (octavo puesto) o en el Tenerife Ladies Open de 2008, donde acabó tercera.

El paso a profesional lo dio en mayo de 2011 y terminó segunda en el Tenerife Ladies Match Play. En el torneo clasificatorio para el LPGA de diciembre de 2011 terminó en el puesto 34, recibiendo la categoría 20 para el LPGA Tour de 2012. En ese mismo mes terminó tercera en el torneo clasificatorio para el LET, lo que le valió el acceso con pleno derecho al Ladies European Tour en 2012. En su primera temporada completa en el Ladies European Tour, Ciganda ganó la Orden del Mérito, trofeo que reconoce a la jugadora con mayores ganancias en premios. Ese mismo año fue elegida Jugadora del Año. Participó en 19 torneos, con dos victorias: el Deloitte Ladies Open y el China Suzhou Taihu Open. También acabó otros diez torneos entre las diez mejores. Sus esfuerzos le valieron el premio de Rookie del Año.

https://www.instagram.com/p/BuUyfWWlpim/

A post shared by Carlota Ciganda 🇪🇸 (@carlotagolf)

Pádel, reguetón y un novio inglés

Vivió un revés importante en el año 2014 cuando fallecía de cáncer su entrenador Rogelio Echevarría, que la había acompañado durante dos décadas. Los continuos viajes que forman parte de su profesión hacen que eche de menos su Pamplona natal y vivir más relajada con sus amigos de toda la vida sin tener que preocuparse de la hora a la que sale su avión. Intenta regresar cada mes y medio a su apartamento en España donde suele pasar un par de semanas y para eso lleva una agenda perfectamente organizada para todo el año. Pese a todo, el golf es su vida y lo que más le gusta hacer en la vida. Entrena a diario en un gimnasio y también cuenta desde hace un tiempo con un coach emocional que la ayuda a gestionar la tensión de los torneos.

Entre vuelo y vuelo, a Carlota le gusta leer libros sobre crecimiento personal y control mental, aunque reconoce que a la hora de escuchar música en sus cascos suena reguetón. Las películas románticas, de acción y las comedias la acompañan en los viajes y con su novio inglés, James, prefiere salir de cañas y pasar tiempo de calidad paseando por alguna montaña. Entre los deportes que practica aparte del golf se encuentra el pádel y admite que no le gusta nada ir de compras.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo