¿Cómo consigue Heidi Klum sus abdominales con 47 años y después de haber tenido 4 hijos? ¿Magia negra?

Durante la cuarentena ha habido dos tipos de personas. Las que se han hecho todas las rutinas de Patry Jordan (el señor la tenga en su gloria) o las que, como Cantal Ceña, editora de moda de la web, se han permitido unos meses hedonistas, veáse la superación de los problemas pandémicos con una copa de vino y una caja de bombones. Meses después, la operación bikini por los suelos (sinceramente, como cada año) y con algún kilo de más (que hemos solucionado, sabiamente, comprando una talla superior de bikini: que no cunda el pánico) nos sorprendemos al descubrir que el primer grupo (los fitness) sigue en sus trece y una de sus integrantes -cómo no- es Heidi Klum, que a sus 47 años y con cuatro hijos, luce un tipazo increíble.

Figura, claro está, de un duro entrenamiento a base de pesas, ejercicios de fuerza, y cómo no, algo de yoga y pilates como buena celebrity que es. Lo cierto es que, bromas a parte, no podemos ser más fans de la modelo: sube fotos recién levantada a su cuenta de Instagram e igual que la vemos luciendo maquillaje, peluquería y vestuario en los programas de ‘America’s Got Talent’ donde ejerce de jurado, podemos darle play a un vídeo en el que aparece cepillándose los dientes y al natural sin vergüenza alguna (abrimos debate, ¿por qué tendría que tenerla?).

Tras las duras críticas a las que se vio sometida al casarse con Tom Kaulitz, (30), que es 17 años menor que ella y la posterior contestación por la que la amamos, aún más si cabe, parece que la modelo debido a la pandemia está manteniendo un perfil bajo y se encuentra en su casa, junto a su marido y sus hijos intentando salir lo menos posible debido a la situación que está atravesando EE.UU.

Y en este confinamiento voluntario, ha publicado una fotografía en la que podemos ver que está más en forma que nunca.

View this post on Instagram

BodyMindSoul

A post shared by Heidi Klum (@heidiklum) on

La modelo aparece luciendo un vientre envidiable y sujetando unas pesas que nada tienen que ver con las que tenemos en casa de medio kilo. Con esta imagen demuestra a) que la cuarentena no le ha sentado nada mal y b) que el entrenamiento de fuerza y con pesas, al contrario de lo que se cree sí que es beneficioso para perder grasa y sobre todo, para ganar masa muscular y definir el músculo.

Heidi, eso sí, acompaña sus entrenamientos con una dieta equilibrada: adiós al pan y a la pasta y hola a los smoothies mañaneros, que sus hijos también toman. Es más, confesó a Women’s Health UK que por la noche, deja la fruta cortada en el frigorifíco para sus batidos y así, no tiene excusa para no prepararlo a primera hora. Aunque, como todo hijo de vecino reconoce que de vez en cuando se da caprichos y con pastas o pizzas y cae en las redes de los carbohidratos. Pero “siempre con trufa”, afirma la modelo.

Solo podemos decir: Bon appétit! Pero no mucho.

Fuente: Leer Artículo Completo