Cómo mejorar tus desayunos con estos consejos realfooders

El desayuno es la comida más importante del día (¿sabías que desayunar huevo adelgaza?). Sí, tu madre tenía razón: un buen desayuno lleno de nutrientes y vitaminas es garantía de un buen día. Si no, que nos lo digan a nosotras, que llevamos desayunando como reinas toda la cuarenten y hemos dejado atrás en café con leche entre pasillos en la redacción.

En este camino para convertirnos en seres saludables, que al abandonar la hora de autobús para poner pie en la oficina han abandonado también los ultraprocesados, hemos descubierto los mejores consejos para conseguir un desayuno completo y muy ‘healthy’. ¿Cómo? Ha sido Carlos Ríos, que a través de su cuenta de Instagram ha compartido una publicación en la que da algunos tips para convertir el desayuno en nuestra comida favorita del día.

View this post on Instagram

Si desayunas ultraprocesados insanos como Colacao, galletas, dulces, cereales azucarados o bollería, zumos, embutido o pan blanco… ¡DESPIERTA! pero no del sueño, sino del engaño que durante tantos años te han sometido. – – Tu cuerpo no está capacitado para sentir el perjuicio de los ingredientes de los ultraprocesados a corto plazo, por tanto, puedes estar 365 días al año comiendo basura en el desayuno sin poder ser consciente del daño que estás recibiendo. Al final suceden las enfermedades crónicas un día sin esperarlo y es que subestimamos el perjuicio a largo plazo porque somos seres de gratificación inmediata. Esos insanos productos están diseñados para inyectarte gratificación inmediata y que te vuelvas adicto a ellos. – – CÓMO MEJORAR TU DESAYUNO: – – ✅Tienes que hacerlo obvio. Tienes que cambiar tu entorno lo máximo que puedas. Te levantas en modo automático y la inercia te arrastra. Debes hacer que la comida real sea obvia y a los ultraprocesados difíciles de encontrar. Ej: prepara un overnights de avena, bebida vegetal y avellanas la noche anterior (ver receta de hoy en @realfooding). – – ✅ Tienes que hacerlo atractivo. Cuando estás empezando, desayunar una lata de atún al natural no puede competir contra unas tostadas de pan bimbo con Nutella, pero, un yogur griego con una cucharada de crema Ambrosía a lo mejor sí que puede. O una tostadas de pan de centeno con huevo y aguacate sí pueden vencer a los rellenos de “leche” de Hacendado. Sí, la comida basura es más barata, pero ¿qué precio le pones a tu salud? Prioriza calidad a cantidad. – – ✅Hazlo sencillo. Muchos superexpertos me critican porque soy simplista, pero yo me considero más un amante de la efectividad de la sencillez. Empieza tu buen hábito con la porción mínima necesaria para cumplirlo. Luego avanza desde ahí. No tienes que desayunar todos los días algo difícil, ni diferente, ni rimbombante. – – ✅ Hazlo satisfactorio. Recompénsate. Termina tu desayuno con algo gratificante. Si te gusta el café, haz que el café sea la recompensa de tu buen desayuno. O un capítulo de tu serie favorita. O el apoyo de alguien querido. O tachar un ✅ de tu objetivo diario. – – Comparte 👇🏼

A post shared by Carlos Ríos (@carlosriosq) on

En este post de Instagram que compartió con todos sus seguidores, da algunos consejos para huir de los ultraprocesados, sobre todo en la primera comida del día. Para el nutricionista y creador del movimiento ‘realfooding’ hay cuatro claves esenciales:

Los ultraprocesados, lejos

Su formulación es bastante sencilla y se basa en la colocación de los alimentos en la cocina, “Tienes que hacerlo obvio. Tienes que cambiar tu entorno lo máximo que puedas. Te levantas en modo automático y la inercia te arrastra. Debes hacer que la comida real sea obvia y los ultraprocesados difíciles de encontrar. Ej: prepara un ‘overnights’ de avena, bebida vegetal y avellanas la noche anterior”, explica.

La apariencia, importante

Si es sano pero poco apetecible, no te lo querrás comer, “Tienes que hacerlo atractivo. Cuando estás empezando, desayunar una lata de atún al natural no puede competir contra unas tostadas de pan bimbo con Nutella, pero, un yogur griego con una cucharada de crema Ambrosía a lo mejor sí que puede. O una tostadas de pan de centeno con huevo y aguacate sí pueden vencer a los rellenos de “leche” de Hacendado. Sí, la comida basura es más barata, pero ¿qué precio le pones a tu salud? Prioriza calidad a cantidad”, argumenta.

Menos es más

Para que sea tractivo y delicioso, no debes estar tres horas en la cocina, “Hazlo sencillo. Muchos superexpertos me critican porque soy simplista, pero yo me considero más un amante de la efectividad de la sencillez. Empieza tu buen hábito con la porción mínima necesaria para cumplirlo. Luego avanza desde ahí. No tienes que desayunar todos los días algo difícil, ni diferente, ni rimbombante”, escribe Carlos Ríos en su cuenta de Instagram.

Desayuno con final feliz

Si no te sientes bien al acabar, no lo estás haciendo bien, “Hazlo satisfactorio. Recompénsate. Termina tu desayuno con algo gratificante. Si te gusta el café, haz que el café sea la recompensa de tu buen desayuno. O un capítulo de tu serie favorita. O el apoyo de alguien querido. O tachar un click de tu objetivo diario”, finaliza.

Sin duda, cuatro tips muy fáciles y sencillos que puedes hacer todos los días y que a la larga, serán garantía de salud y bienestar.

Fuente: Leer Artículo Completo