Consejos para triunfar en los preliminares (y sorprender a tu pareja)

Seguro que has estado ahí. Los preliminares son una de las cosas más importantes que hay en una relación sexual, o al menos, eso es lo que piensa la mayoría de la población. Sin embargo, de la teoría a la práctica hay un trecho y muchas son las parejas que afirman no dedicarle el tiempo suficiente cuando tienen sexo.

Otra de las quejas más recurrentes cuando las mujeres exponen qué no les gusta del sexo con sus parejas es el hecho de que estas, se centran mucho en las partes erógenas más obvias, es decir, los genitales. Algo que acorta mcuho el tiempo invertido en los preliminares y que por consiguiente, hace que el sexo comience antes de conseguir el nivel de exitación deseado por la otra parte. Los preliminares son una de las cosas más importantes que hay (creednos). Y por ello, no hay que infravalorarlos. Con el objetivo de mejorar esta situación y que se les de la atención que merecen, hemos recopilado doce claves para llevar a tu pareja al séptimo cielo antes si quiera de comenzar el acto en sí mismo. Toma nota, nada será igual.

Di adiós al dormitorio

Los preliminares no deberían comenzar en el dormitorio, sino mucho antes. Alegrar el juego es una tarea de dos, y si tras cuatro besos rápidos comenzáis a mantener relaciones, olvidaréis el placer de los instantes previos al coito. Es un error asociar cama con relaciones y si comenzáis con los preliminares en otro lugar de la casa, como por ejemplo, el sofá tendréis más camino recorrido cuándo (¡por fin!) lleguéis a la cama. Alargar la situación de excitación durante todo el día con mensajes o coqueteo, también hará que tengáis más ganas de que llegue el momento, eso sí, sin prisa. El “aquí te pillo, aquí te mato” está bien, pero tomarse el tiempo de conocer qué quiere exactamente tu pareja no hará más que beneficiar a la relación.

Empieza en el desayuno

Sí, como lees: los preliminares engloban muchas acciones, no solamente el juego previo a las relaciones sexuales. No hay un momento erróneo para comenzar. Puedes abrir la veda a la hora del desayuno con pequeños roces y mantenerla durante todo el día con mensajes o notitas, tu imaginación es el límite. Puedes animar a tu pareja con cualquier cosa que sepas que le va a gustar y hacer sentir bien. No solo con deseos, sino también con sensaciones de encuentros pasados; manteneros en contacto durante todo el día hará que cuando os veaís, os sintáis más cerca que nunca.

Comunicación

Puede parecer que no es nada nuevo, no obstante, decirle a tu pareja qué es lo que te gusta de ella nunca está de más. Sé explícito, caldeará el ambiente hasta niveles insospechados. Dile qué te gusta lo que hace y si no te gusta, comunícaselo también. Ninguno de los dos tenéis superpoderes. En hablar está la clave, sobre todo en los preliminares.

Prueba cosas nuevas

¿Has oído hablar alguna vez del ‘petting’? Aunque no lo creas, es una de las prácticas más sensuales que hay. Consiste en besarse, acariciarse y darse placer (puede ser con ropa o sin ella) con la única finalidad de pasar un rato placentero y no para llegar al orgasmo o mantener relaciones sexuales con penetración. Es una forma anglosajona de expresar, lo que en español sería (y con perdón de nuestros mayores) “magrearse”. ¿Qué tiene de beneficioso esta práctica? Eso mismo, que no hay fin: no ha presión de cumplir expectativas y consiste únicamente de darse placer, no necesariamente ne las zonas erógenas (que también) sino en todo el cuerpo. Puede ser una práctica perfecta de preliminares, sabemos lo que os decimos…

No saques la artillería pesada

Para muchas parejas la palabra ‘preliminares’ es sinónimo de sexo oral y masturbación. Tus preliminares pueden ser esto, no hay nada malo en ello. El sexo está para disfrutar. Pero si quieres alargar más el momento, guarda esto para más adelante. Una de las mayores quejas femeninas es que en ocasiones, se va al grano ‘demasiado pronto y rápido’, por lo que ganarás si desaceleras la experiencia, ya que puede que no sea una práctica del todo placentera si no os encontráis totalmente excitados.

Incluye juguetes

Si quieres renovar la experiencia, puedes incluir juguetes sexuales.No hace falta que sean consoladores al uso, hay infinidad de aparatos que os harán disfrutar a ambos y llenarán vuestros preliminares de fuegos artificiales… ¡La clave está en disfrutar!

Tras esto solo te queda tomar nota y ponerte manos a la obra. ¡Vivan los preliminares!

Fuente: Leer Artículo Completo