El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, habla sobre la mudanza de Meghan y Harry a Canadá

Tras el anuncio de los duques de Sussex sobre su intención dejar de ser miembros ‘senior’ de la Familia Real y poder ser independientes a nivel económico mientras viven a caballo entre Reino Unido y Canadá, son muchas las incógnitas que se ciernen sobre el futuro de Meghan y Harry. La noticia –que según los tabloides pilló por sorpresa a la reina Isabel II, el príncipe Carlos y el príncipe William– ha hecho correr ríos de tinta en Reino Unido y ha puesto en una situación comprometida a la reina Isabel II.

Ayer, tras una reunión de urgencia en su residencia de Sandringham con Carlos, William y el propio Harry, la reina emitía un comunicado en el que trataba de zanjar cualquier polémica y aceptaba la decisión de Meghan y Harry: “Mi familia y yo apoyamos plenamente el deseo de Harry y Meghan de crear una nueva vida como una joven familia”. Al mismo tiempo que dejaba claro que aún quedan asuntos por resolver. Y entre esos asuntos está lo relativo a la seguridad de la pareja y su hijo Archie, que cuesta algo más de un millón de euros al año.

Un tema al que también se ha querido referir Justin Trudeau, primer ministro de Canadá. Trudeau ha querido dejar claro que el pueblo de Canadá aceptaría la mudanza de los duques de Sussex pero en una entrevista para Global News ha explicado que “el gobierno federal no ha estado involucrado hasta este momento sobre cómo será el futuro de Harry, Meghan y su hijo Archie en Canadá. Todavía hay muchas decisiones que la Familia Real y los propios Sussex deben tomar en cuanto al nivel de compromiso que eligen tener”, dijo Trudeau. “Obviamente apoyamos sus reflexiones, pero también tenemos responsabilidades en eso”.

La prensa británica especula con que puede que a los ciudadanos canadienses no les siente bien tener que financiar la seguridad de Harry y Meghan mientras estén en el país, y que esta decisión podría socavar el prestigio de la Familia Real en Canadá.

La pareja mantiene una buena relación con el primer ministro de Canadá. Fue en esta país donde Meghan y Harry oficializaron su relación asistiendo juntos a los Juegos Invictus de 2017 y donde han recibido el año 2020 junto a su hijo Archie. Trudeau deseó una feliz estancia a la pareja en el país: “Príncipe Harry, Meghan y Archie, todos les deseamos una estancia tranquila y bendecida en Canadá. Estáis entre amigos y siempre sois bienvenidos aquí”, escribió en Twitter.



Fuente: Leer Artículo Completo