Entre viñedos y obras de arte: Sassa de Osma, de vacaciones en un bucólico château de la Provenza

El verano de Sassa de Osma ha sido apacible y familiar. Gracias al perfil de Instagram de la abogada y diseñadora peruana, hemos podido saber que ha disfrutado de tiempo de calidad en las islas de Ibiza, Formentera y Menorca.

Junto a su esposo, Christian de Hannover, sus mellizos Sofía y Nicolás y otros miembros de su familia como su suegro Ernesto de Hannover –que salió del centro de rehabilitación de Austria, la clínica Vivamayr, para ver a sus nietos– la hemos visto hacer snorkel, tomar el sol y pasear por los centros históricos de las Baleares.

https://www.instagram.com/p/CSWJ4ujNhDA/

A post shared by Sassa (@sassadeo)

Ahora, la peruana ha cambiado el Mediterráneo por unos días en un singular dominio vitícola en el macizo de Luberon, muy cerca del pequeño pueblo francés Aix-en-Provence. Allí se ha instalado en el lujoso Château La Coste: un complejo que aúna exclusivas suites, spa, restaurantes y, su atractivo principal, sus bodegas y viñedos y un amplio centro arte contemporáneo.

Ubicado en la Provenza, este particular hotel cuenta con 200 hectáreas y se encuentra en plena naturaleza, rodeado de viñedos, cipreses, pinos piñoneros, olivos y robles, por lo que la tranquilidad está garantizada.

Además de degustar los vinos orgánicos de la zona y la cocina de autor, la exmodelo se ha quedado fascinada por la extensa oferta de arte. "Tadao Ando, Louise Bourgeois, Kengo Kuma, Calder, Frank Gehry, Jean Nouvel, Tunga, Ai Wei Wei…", son algunos de los artistas que exponen sus obras en el complejo y que ha destacado la royal.

https://www.instagram.com/p/CTEbAz5ACv0/

A post shared by Sassa (@sassadeo)

https://www.instagram.com/p/CSuRf1QtIkT/

A post shared by Chateau La Coste (@chateaulacoste)

https://www.instagram.com/p/CQeCbbJLDSJ/

A post shared by Chateau La Coste (@chateaulacoste)

Aunque no está escondido, el Château tampoco se sitúa en la zona más turística de la famosa Côte d’Azur francesa, sin embargo, la zona ha sido durante años refugio de grandes creadores como el diseñador Pierre Cardin, que poseía una castillo muy cerca; el dramaturgo Samuel Beckett, que se refugió allí durante la Segunda Guerra Mundial; y Van Gogh, que vivió en Arlés, un pueblo muy cercano al hotel, y donde pintó algunas de sus obras más famosas como Los girasoles y La casa amarilla.

No es de extrañar que de Osma escogiera este lugar para pasar los últimos días de agosto, pues, gracias a las publicaciones que comparte, sabemos que la moda no es su única inquietud artística; comparte sus obras favoritas, sus visitas a museos como el Pompidou (Málaga) y frecuenta librerías de Bellas Artes.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo