¿Hay que llevar mascarilla al hacer deporte para protegerse del coronavirus?

El uso de mascarillas ya es obligatorio en muchas comunidades autónomas por culpa de los rebrotes. La información sobre las mascarillas, sus tipos, ventajas y desventajas ha sido una constante en nuestras vidas desde que el coronavirus irrumpió en ellas. Y va a seguir siéndolo durante mucho tiempo más, porque parece que han llegado para quedarse por muchos granitos, calor o agobios que nos provoquen. Pero hasta el momento unos pocos elegidos (sanos) se habían librado de su uso: los deportistas. Y decimos hasta la fecha porque ya se han hecho estudios sobre si es conveniente o no hacer deporte con mascarilla para protegerse del coronavirus y evitar su propagación. Te contamos todo lo que dice la ciencia al respecto.

La distancia con el resto de deportistas es la clave

No nos cansamos de repetir que la distancia social (junto al uso de mascarilla y el lavado de manos) es una de las medidas que impiden la propagación del coronavirus. El problema es que si ya nos cuesta mantenernos alejados dos metros del resto de seres humanos cuando coincidimos en el súper, multiplicar esa distancia cuando estamos en movimiento puede resultar aún más complicado. Los expertos nos recuerdan que cuando hacemos deporte al aire libre la distancia social debería ser mucho mayor que los famosos dos metros. A principios de año, en abril, la Universidad de Lovaina aconsejaba aumentar la distancia con la persona que caminaba delante de nosotros hasta los cuatro metros (y si está fumando, lo que es un factor de creación de aerosoles en los que “surfea” el coronavirus, más aún)..

Hoy sabemos que hay que ampliar esas distancias aún más en el caso de los deportistas que hacen ejercicio al aire libre: de ocho a diez metros de distancia con el caso de corredores y más de 20 metros si vamos en bicicleta. A no ser que tu entrenamiento se desarrolle en mitad del monte (afortunada tú), si no puedes mantener estas distancias y vas sin mascarilla corres el riesgo de contagiar y de que te contagien el coronavirus. Y si vas al gimnasio, ni se plantea la duda, mascarilla sí o sí.

Usar mascarilla no afecta a la salud del deportista

Desde el principio de la pandemia se han cruzado informaciones en las redes sociales sobre los posibles riesgos para la salud de hacer deporte usando mascarilla al mismo tiempo (básicamente que producían hipoxia). Pero no. Ya han salido publicados los primeros estudios que demuestran que el uso de mascarilla al hacer deporte no tienen ningún efecto sobre la salud del deportista.

En España la Unidad de Salud Deportiva del Vithas Hospital 9 de octubre de Valencia realizó una investigación con seis deportistas que se ejercitaron con distintos niveles de actividad. Pues bien, las conclusiones de este estudio muestran que el uso de mascarilla no altera ni la frecuencia cardíaca ni la saturación de oxígeno de los deportistas.

Qué tipo de mascarilla es la más adecuada para hacer deporte

Las mascarillas pueden resultar molestas de llevar, pero no producen hipoxia si se usan correctamente. Y para usarlas de forma correcta tienes que tener claro el tipo de mascarilla más adecuado para hacer deporte: las mascarillas quirúrgicas o higiénicas no solo son las más cómodas de llevar sino las que mejores resultados ofrecen a la hora de protegerte y proteger a los demás.

Lo que sí que no está aconsejado es usar son las FFP2 y las FFP3 (lleven o no válvula)porque sí pueden dificultar la respiración (y si llevan vávula no impiden que disemines el virus) ni las que algunas marcas deportivas han sacado que son más un complemento de moda que una mascarilla que proteja a un deportistas. Mejor, hazte con tus mascarillas reutilizables en una farmacia y vigila que cumplan la especificación UNE 0065:2020 para poder hacer deporte con garantías.

Fuente: Leer Artículo Completo