La búsqueda de los regalos de Navidad: o la amas o la odias

Si hay una tarea que nos supone grandes quebraderos de cabeza y nos aterra a partes iguales con la llegada de la época festiva es la búsqueda de los regalos de Navidad. No es cuestión de comenzar antes o dejarlo a última hora, ni siquiera la cuestión recae en la elección del obsequio en cuestión, mantener las tradiciones o arriesgar, la complejidad principal está en el proceso y en la ansiedad que en muchas ocasiones puede provocarnos tanto el regalar como el que alguien cercano nos regale. ¿Y si no nos gusta? ¿Y si decepcionamos al receptor?

Diego Redolar, neurocientífico y profesor de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la UOC, considera que la falta de información en muchas ocasiones es «la causante de este sentimiento». No saber qué regalo será acertado y terminar por elegir el que mucho consideran el camino más fácil, el dinero, se ha convertido en un habitual debido a este problema. «Al ser humano, cuando tiene que tomar una decisión, le gusta tener información de contexto. Si no lo tiene, la corteza prefrontal se ve obligada a hacer un sobresfuerzo para decidir qué hacer, y esto puede generar esta ansiedad», manifiesta Redolar

Asimismo, el propio experto pone el foco en las altas expectativas que habitualmente se generan en torno a este intercambio como otro de los factores. Esperar una reacción de la otra persona o una simple señal de que hemos acertado puede resultar «una experiencia estresante», de la misma manera que tener que mostrar gratitud aunque la elección haya sido errónea.

«La ansiedad se da en aquellas personas que están demasiado pendientes del otro», remarca José Ramón Ubieto, profesor colaborador de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la UOC . Él mismo considera que creer realmente que nos hemos equivocado puede dañar a nuestra salud mental y para ello establece pequeños tips, tanto para el momento de después como para el largo proceso.

Cómo gestionar la ansiedad al hacer o recibir un regalo




Fuente: Leer Artículo Completo