La Fundación Amancio Ortega dona 280 millones contra el cáncer

En el mismo Día Mundial Contra el Cáncer de Mama, ayer 19 de octubre, la Fundación Amancio Ortega volvió a anunciar una donación solidaria de 280 millones de euros a la sanidad pública. El Gobierno recibirá esta cantidad económica para gestionar a compra de diez máquinas de protonterapia, una novedosa técnica que emplea protones en lugar de rayos X para destruir las células tumorales ayudando a reducir los efectos secundarios posteriores al tratamiento en los pacientes de cáncer.

Esta iniciativa irá destinada a siete comunidades autónomas que recibirán este equipamiento en las instalaciones de sus hospitales: País Vasco, Galicia, Andalucía, la Comunidad Valenciana, Canarias, Madrid y Cataluña. A estas dos últimas, Madrid y Cataluña, además se les repartirá dos máquinas en vez de una, debido a la densidad de población que vive en su territorio.

La donación de la Fundación Amancio Ortega busca acelerar la investigación clínica para paliar este tratamiento y su beneficio ya sitúa a España como el país líder en el uso de la tecnología contra el cáncer.

Se trata de un compromiso que actúa sobre el Plan de Colaboración en la Implantación de la Protonterapia en el Sistema Nacional de Salud, firmado ayer en el palacio de la Moncloa por la propia Fundación, el Gobierno central y por todas las comunidades autónomas que obtendrán este novedoso equipamiento. Las máquinas llegarán a los hospitales en una distribución de cuatro anualidades, que será la frecuencia con la que se realizará la compra y será el Ministerio de Sanidad el encargado de ejecutarla adelantando los pagos correspondientes.

La instalación de máquinas de protonterapia ayudará notablemente a los pacientes ya que disminuirá el nivel de radiación que reciban, mejorará los resultados del tratamiento y, sobre todo en niños, reducirá la probabilidad de padecer un segundo cáncer en el futuro. En adultos, además, la protonterapia resulta también un tratamiento ventajoso frente a otros, ya que ayuda a favorecer a la mejora de resultados del sistema nervioso. Un tratamiento del que España ahora podrá presumir y que resultará un gran paso para nuestra sanidad pública y para la salud de los pacientes depositados en los Presupuestos Generales del Estado.

La Fundación que lleva nombre del empresario del imperio Inditex, que ya ha realizado otras donaciones contra el cáncer anteriormente, vuelve a llevar a cabo una nueva labor social que favorece nuestra economía ya que para el Gobierno no supone gasto alguno, pero sobre todo, favorecerá a la salud de la sociedad y al trabajo de nuestros profesionales sanitarios.



Fuente: Leer Artículo Completo