La promesa de Felipe; \u2018Acacias 38\u2019

QUÉ HA PASADO

• Felicia decide formalizar su relación con Marcos.

• Anabel cuenta a los vecinos el gran secreto de Ildefonso.

• Genoveva regresa a Acacias como una mujer inocente.

En casa de los Palacios siguen las riñas entre Antoñito y Ramón debido a sus ideologías políticas. Ambos llevan muy mal tener que enfrentarse en las elecciones de la ciudad. Mientras, en la mantequería, Lolita y Carmen, que también habían discutido sobre cuál de los dos hombres será mejor diplomático.

Tras darse cuenta de la situación, ambas se piden disculpas y se comprometen a mediar para recuperar la paz en el hogar. “Esto no puede seguir, necesitamos poner orden por el bien de nuestra salud mental. Hay que intervenir ya”, comenta la primera.

Por su parte, Méndez no está dispuesto a dejar que Genoveva se vaya de rositas tras matar a Marcia. Así pues, acude rápidamente a Acacias y aborda a Laura en el portal del edificio. El hombre le propone un trato: le ofrece protección para ella y su hermana a cambio de que se retracte del testimonio que dio en el juicio. La criada se niega.

Más tarde, el comisario le cuenta su fracaso a Felipe, que sintiéndose derrotado, anuncia su marcha del vecindario. Antes de irse, pasa por el cementerio a visitar la tumba de su amaba. Solo ante su lápida, le promete que hará lo necesario para que su terrible asesinato no quede impune.

Lejos de allí, Felicia pregunta a Camino si es cierto que su marido no puede concebir hijos. La muchacha, harta de que su madre se meta en su vida, le dice que sí es verdad, pero que no le haga más preguntas al respecto.

Posteriormente, la echa de su casa mientras le grita que por su culpa jamás será feliz.“¡Usted me ha condenado a pasar una existencia miserable!”, le espeta.Después, cierra la puerta de un golpe.

Horas más tarde tiene otra discusión, esta vez con Ildefonso, que le reprocha que le contara su secreto a Anabel: “Me traicionaste al revelarle que era estéril”.

Fuente: Leer Artículo Completo