La sorprendente historia detrás del himno navideño de Mariah Carey: el verdadero significado de ‘All I want for Christmas is you’

Hay canciones que son auténticos himnos, que traspasan el tiempo y las fronteras, que todo el mundo es capaz de tararear y que hacen que nos recorra un escalofrío según suenan los primeros acordes. En esa lista estarían el ‘We will rock you’ de Queen, el ‘I will survive’ de Gloria Gaynor, el ‘Imagine’ de John Lennon, el ‘Respect’ de Aretha Franklin, el ‘Satisfaction’ de The Rolling Stones, el ‘Corazón partío’ de Alejandro Sanz (permítanme la licencia) y, por supuesto, el hit navideño por definición: el ‘All I want for Christmas is you’, de Mariah Carey. Y, estando en las fechas que estamos, no podemos pasar sin escuchar en bucle este atípico villancico de la diva que nunca defrauda (que hizo esta dramática confesión en sus memorias) y que esconde una curiosa historia, porque estuvo a punto de no existir.

Sabemos que ahora mismo no puedes dejar de escuchar esta musiquilla en tu cabeza, y el que más y el que menos se sabe eso de:

“I don’t want a lot for Christmas

there is just one thing I need

I don’t care about the presents

underneath the Christmas tree.

I just want you for my own

more than you could ever know

make my wish come true

all I want for Christmas is you“.

Pero vayamos por partes. Para los que no anden muy duchos en idiomas, el significado de la canción, así ‘grosso modo’, viene a decir que nuestra diva no quiere ningún regalo por Navidad más que tú (entonces, en 1994 cuando se lanzó la canción, ese tú era Tommy Mottola). Vamos, que debajo del árbol no quiere diamantes, ni bolsos carísimos ni las llaves de una mansión o de un cochazo, que con el amor le vale. ¡Claro que sí, Mariah, eso es espíritu navideño!

Sin embargo, aunque entendamos el significado de la canción, la hayamos cantado mil veces (reconócelo, has buscado la letra para entonarla a voz en cuello) y sea uno de los himnos más famosos de la música de las últimas décadas, sus estrofas esconden una historia tan curiosa como desconocida.

All I want for Christmas is you’ estuvo a punto de no existir, y fue gracias al todopoderoso Tommy Mottola, presidente de Sony Music y entonces todavía marido de Mariah Carey, que la diva aceptó a grabar en 1994 ‘Merry Christmas’, un disco de canciones de Navidad que se convetrtía en su cuarto álbum de estudio. Dicen que costó convencerla porque no quería defraudar a su público amante del hip-hop y lanzarse en brazos del ‘mainstream’ pop, pero el Grinch no pudo con ella y al final accedió a condición de que alguna de las canciones fuera material original escrito por ella. Y una de ellas fue el éxito que nos ocupa y que lleva más de 25 años triunfando: una historia cursi y romanticona envuelta en espiritu navideño, un traje de Mamá Noel sexy y un ritmillo festivo y muy pegadizo (obra del productor Walter Afanasieff) que, dicen, escribió en solo 15 minutos porque .

Pero, además, como todas aquellas historias que se convierten en mitos, la de el ‘All I Want for Christmas is you’ también tiene su dosis de tragedia: Mariah Carey no siempre fue una diva y tuvo una infancia marcada por las ausencias y los dramas de una familia desestructurada y con pocos recursos económicos. “Tengo una gran conexión emocional con las Navidades, nunca ha sido por los regalos, sino por el sentimiento optimista que se da en estas fechas. Sentí la necesidad de expresarme y hacer una canción que me hiciera sentirme feliz porque siempre estaba expectante de que llegaran. siempre tuve una familia increíblemente disfuncional que la arruinaba cada año. No mi madre, ella siempre intentaba que todo saliera bien”, confesó la cantante en un documental que se grabó el año pasado para celebrar las ‘bodas de plata’ del tema.

Sin embargo, a pesar de haber vendido más de 15 millones de copias en todo el mundo, ‘All I Want for Christmas is you’ nunca ha sido número uno en las listas de éxitos… ni falta que le hace, porque su fama le avala. Rescatada diez años después, en 2003, en ‘Love Actually’ (comedia romántica navideña donde las haya), la canción tiene tres vídeoclips que juntos suman más de un billón (con b de billón, sí) de reproducciones en el canal oficial de Mariah Carey en Youtube, aunque el más famoso e inolvidable es el primero de ellos, el que ella misma dirigió como película casera y en la que podemos verla en su versión más familiar decorando el árbol, colocando los regalos o jugando con la nieve.

Además, embriagada por esa magia navideña, Mariah Carey, que ha interpretado este tema a dúo hasta con Justin Bieber (que, por cierto, nació el mismo año que se lanzó el tema, en 1994), le ha ragalado la canción a todos los que la han querido cantar, de Shania Twain a Ariana Grande. Eso sí, las actuaciones navideñas de la diva no han estado exentas de polémica en los últimos años: en 2014 protagonizó una bochornosa actuación en la que encadenó un gallo desafinado tras otro en el encendido de las luces del Rockefeller Center de Nueva York; y en 2016, en la celebración de la Nochevieja en Times Square, no fue capaz ni siquiera de seguir el playback.

Sin duda, ‘All I want for Christmas is you’ y Mariah Carey, con sus luces (de Navidad) y sus sombras, son ya historia de la música. Y las de veces que la seguiremos cantando…

Fuente: Leer Artículo Completo