Las lecciones de decoración que no vas a aprender de la casa de Elsa Pataky en Australia

Las casas dicen mucho de la personalidad de quienes las habitan: por eso la de Nuria Roca transmite elegancia y alegría; la vivienda de Paula Echevarría es toda dulzura y una oda al azul turquesa y a los colores pastel y la mansión de Elsa Pataky en Australia es… ¿un cubo de hormigón tan duro como su six pack?

A medio camino entre el cuartel general de los Vengadores (para que su marido Chris Hemsworth no tenga morriña de Thor mientras descansa en Australia), y un centro comercial, la mansión que Elsa Pataky y el actor australiano se han construido a capricho en Byron Bay por la módica cantidad de 18 millones de euros (o al menos en eso está valorada) sigue siendo un misterio para la mayoría de los mortales. Pero hemos buscado pistas en sus respectivas cuentas de Instagram para saber qué hay dentro de ese cubo de hormigón y se han confirmado nuestras sospechas: la mansión, bonita, bonita, no es. Tiene espacio suficiente para abrazar canguros y unas vistas espectaculares, pero una vez contempladas todas las palmeras por las ventanas y terrazas, ¿qué es en realidad la casa de Elsa Pataky? Pues el gimnasio más caro del mundo.

Tres niños en casa… y todo de blanco

Por fuera las dimensiones de la mansión recibieron algunas críticas de los vecinos que llegaron a compararla con un hospital o una terminal de aeropuerto. Una vez finalizada la construcción de la casa parece más un búnker de color blanco. El caso es que el edificio cuadrado y blanco de varias alturas esconde cinco dormitorios, un vestidor más grande que un piso del centro de Madrid, patios, salones y un garaje para siete coches. Pero a la vista de los directos de Instagram de los actores el resultado luce más bien poco y se ha reservado todo el espacio a las pesas y mancuernas, de hecho, los gemelos de la pareja de actores duermen juntos en una habitación con techo abuhardillado y en literas. ¿En serio? ¿Te cabe unárbol de Navidad en el salón y los niños duermen en la buhardilla?

View this post on Instagram

Our “Extraction” premiere photo 😉 @Netflix

A post shared by Elsa Pataky (@elsapatakyconfidential) on

Por que sí, en las zonas comunes los techos son tan altos que cabe el árbol navideño del Rockefeller Center. Pero salvo el momento del árbol de colorines navideño toda la vivienda es neutra, plana, blanca y acristalada y se adscribe a ese open concept tan anglosajón que los gemelos canadienses que reforman casas le venden a todos sus clientes. De hecho, la cocina conecta con un salón en el que caben tres tresillos y tiene una enorme isla central (adivina de qué color, sí, blanca) en la que la familia y sus treinta mejores amigos pueden desayunar y comer ensalada, pero en la que nunca cocinarás coliflor o sardinas si no quieres que los invitados vivan una experiencia aromática intensa además de gastronímica. Eso o uno de los millones de la obra se fue en comprar campanas extractoras industriales.

View this post on Instagram

Con cuadros y a lo loco! 🎄Some like it plaid!

A post shared by Elsa Pataky (@elsapatakyconfidential) on

¿Por qué no han invertido los actores en más brilli brilli o al menos han ido a Ikea a comprar un cuadro o un cactus de cerámica para animar el cotarro? Puede que sea porque para ellos menos es más, o porque tienen tres niños pequeños y consideran que los jueguetes tirados por el suelo ya decoran bastante o porque lo han apostado todo a una baza: el exterior, las impresionantes vistas y la naturaleza salvaje que rodea la vivienda.

https://www.instagram.com/p/B6e4jz9H0RS/

Tan claro lo tiene la pareja que hasta la estancia en la que celebran las comidas más multitudinarias está acristalada para que entre ensalada y quinoa puedas echar la mirada a lo lejos y pensar ¡qué bonito es esto! ¿Qué te visita tu madre? Pues a la terraza a mirar palmeras. ¿Que llegan unos amigos a pasar el fin de semana? Pues a mirar por la ventana. ¿Qué organizas una cenita? Pues todo el mundo a la piscina exterior (rodeada de cristal, of course).

El gimnasio más caro del mundo

Pero el verdadero punto fuerte de la vivienda, como no podía ser de otra forma si tenemos en cuenta el tono muscular de sus habitantes, es elmacrogimnasio con todo tipo de aparatos, sala de masajes, sala de rccuperación, sala de calor y sauna. Y mientras otros se dedican a decorar sus jardines con gnomos, Elsa y su esposo han decidido que donde se pueda poner una rueda de tractor para hacer crossfit que se quite un flamenco de pega o un búho de escayola, porque el jardín también es un buen lugar para hacer ejercicio, la playa de al lado de casa también lo es, la piscina gigante por supuesto, también…Viendo las fotos a veces piensas que habrá un torniquete y carnet de socio para entrar en su casa.

En definitiva, los Hemsworth-Pataky se han construido un búnker-gimansio sin un mal tapete que echarse a la cara (ganas dan de tejerles uno y que lo pongan en algún lado) porque lo han apostado todo al rollo del minimalismo, los sofás XXL y el interesante detalle decorativo de tener ventanas. Por supuesto, es una opción… sosa, pero opción

Eso sí, lo de los sofás blancos por toda la casa y lo de poner un pebetero para encender fuego en el jardín teniendo tres niños pequeños… a eso habría que haberle dado una vuelta.

Fuente: Leer Artículo Completo