Las minivacaciones de Amina Martínez de Irujo en San Sebastián con Gigi Moragas y la hija de Figo

Con la crisis del coronavirus, los planes de millones de personas han quedado en el aire en los últimos meses o han hecho que muchos cambien su vida por completo al menos de manera temporal. Amina Martínez de Irujo (18) se encontraba siguiendo sus clases en Reino Unido cuando estalló la pandemia e inmediatamente viajó a España junto a su hermano Luis para poder estar junto a su familia en unos momentos tan delicados. La hija de Cayetano Martínez de Irujo y Genoveva Casanova ha pasado el confinamiento junto a su padre en la finca Las Arroyuelas, ubicada en Carmona, muy cerca de Sevilla, donde además contó con la presencia de su mejor amiga, Gigi Moragas, hija pequeña del expolítico del PP Jorge Moragas, algo que sin duda les hizo más amenos los días de encierro.

Tras el final del estado de alarma, Amina –que el 25 de julio cumplirá 19 años– ha empezado a disfrutar de los largos días de verano antes de regresar en septiembre, si el Covid-19 así lo permite, a Coventry, donde estudia Lengua, Cultura y Comunicación en la Warwick University. Aprovechando el buen tiempo que está haciendo en el norte de España, la joven ha estado junto a algunos amigos unos días en San Sebastián, justamente donde pasó el confinamiento su madre, Genoveva Casanova. Junto a Amina han estados algunas de sus mejores amigas, como Martina Figo Svedin, la hija mediana del futbolista portugués Luis Figo y de la modelo sueca Helene Svedin.

Martina cumplió 18 años el pasado mes de febrero, una fecha muy especial para ella y que pudo celebrar con algunas de sus buenas amigas, como Katia Gutiérrez Colomer, también íntima de Amina. La hija de Figo y la del conde de Salvatierra se conocen desde hace años cuando coincidieron en el exclusivo centro privado Runnymede College, ubicado en La Moraleja, urbanización en la que la familia Figo-Svedin tiene su casa. Martina, cuya gran pasión son los caballos, afición que ha heredado de su madre Helene Svedin, fichó por la agencia de modelos Uno Models, que cuenta con tops como Alba Galocha en sus filas, y ya ha realizado algunos trabajos para revistas de moda y algunas firmas como Rabat o Ecoalf.

Además de otros amigos que forman parte de la pandilla madrileña de Amina, como Gonzalo Pan de Soraluce, que se dedica al mundo del golf, también ha estado con ellos Luis Osorio, hijo de la modelo Blanca Suelves y de Ioannes Osorio, duque de Alburquerque, que es novio de Martina desde hace varios años cuando se conocieron en el colegio Runnymede. El joven, de 21 años, estuvo un tiempo en la escuela masculina Sherborne School, en el condado de Dorset, en Inglaterra, y ahora estudia en el centro The College for International Studies (CIS) en Madrid.

Por supuesto, en el divertido viaje a San Sebastián también ha estado la inseparable amiga de Amina, Gigi Moragas, que habitualmente vive en Washington DC donde estudia en la Universidad de Georgetown, según ella misma contaba hace unos meses en exclusiva a Vanity Fair. En dicha entrevista, Gigi comentaba que su sueño es dedicarse al mundo de los negocios y sobre su amistad con la nieta de la duquesa de Alba nos decía: “Amina y yo empezamos a ser amigas hace cuatro años, la considero mi mejor amiga. Aunque hayamos estado separadas estos últimos dos años siempre encontrábamos formas de vernos lo máximo posible. Me vino a ver a Nueva York y a Filipinas, y siempre paso la primera quincena de agosto en su casa de Sotogrande”, por lo que es probable que en apenas unos días, las dos jóvenes disfruten de las playas gaditanas como cada año.

Días de playa y noches de risas en Palacio

Durante las jornadas que han pasado juntos en San Sebastián, la pandilla de Amina se lo ha pasado en grande en las playas donostiarras, pero también en casa, donde han pasado varias noches charlando divertidos hasta altas horas de la madrugada en los salones del Palacio de Arbaizenea, el que fue el lugar de residencia estival de Cayetana de Alba y que la duquesa donó antes de su muerte a su hijo Cayetano, padre de Amina. El espectacular enclave, en el que también estuvo confinada Genoveva (y del que ha disfrutado en alguna otra ocasión tras su divorcio), fue construido en 1881 por Carlos Martínez de Irujo, el abuelo de Luis Martínez de Irujo, primer marido de Cayetana de Alba.

La casa palacio ocupa una superficie de casi 500 metros cuadrados divididos en cuatro plantas en las que hay desde una bodega a un establo. En 2006, la Casa de Alba cedió al Ayuntamiento de San Sebastián parte de los terrenos de la finca para un parque público y la construcción de viviendas de lujo, y sus jardines se utilizan también para celebrar bodas.

La discreta vida de Amina

Hasta su mayoría de edad, Amina y Luis Martínez de Irujo disfrutaron de una vida tranquila y alejada de los focos. Los mellizos, nacidos en 2001, estudiaron de niños en el colegio British Council de Madrid. En 2014, recién cumplidos los 13 años, sus padres decidieron enviarlos al internado Ampleforth College, en Reino Unido, donde realizaron un curso de secundaria. Ubicado a 30 kilómetros de York, se trata de un prestigioso colegio que cuenta en su larga lista de antiguos alumnos conocidos como el actor Rupert Everett y que cuesta cerca de 40.000 euros. Tras volver a España, Luis y Amina prosiguieron su formación británica en el Runnymede College, uno de los centros más exclusivos de Madrid, donde amina conoció a Gigi Moragas y Martina Svedin, entre otras.

Tras cumplir los 18 (con su fiesta de cumpleaños en el citado palacio donostiarra) y celebrar su puesta de largo por todo lo alto un año antes en el famoso Baile de Debutantes de París, donde coincidieron con Ava Phillippe, hija de Reese Witherspoon, o el joven Maharajá de Jaipur, Pacho, los hijos de Genoveva y Cayetano prefirieron seguir sus estudios en Inglaterra, tal vez para estar alejados de las miradas indiscretas en España. Amina estudia Lengua, Cultura y Comunicación en Warwick, a unas dos horas de Londres, y es una apasionada de la pintura y el arte.

Por su parte, Luis estudia Historia y Relaciones Internacionales en la Universidad de Exeter, en el sur del país y a tres horas de Warwick. Los hermanos, que se adoran, intentan verse de vez en cuando en Reino Unido y también suelen compartir viajes con su madre, como el último que llevaron a cabo a Vietnam a finales de 2019.

Fuente: Leer Artículo Completo