Los Entrecanales se van de boda: retrato de las cuatro generaciones de una de las familias más poderosas de España

La boda de Claudia Ortiz Domecq y José Entrecanales Carrión pone el broche de oro de este 2021 a la familia Entrecanales. Los descendientes del fundador de la precursora de Acciona, José Entrecanales Ibarra, tienen motivos para la celebración. Los contratos siguen lloviendo en un mundo con ganas de dejar atrás la pandemia (el último, de 855 millones de euros por la construcción de tres desaladoras en Arabia Saudí, donde ya construyó y opera cinco plantas). Y hace tres meses, José Manuel Entrecanales Domecq, el actual presidente ejecutivo del grupo familiar y padre del novio, lanzaba en bolsa su gran "apuesta personal": Acciona Energía. Una filial del grupo dedicada a las renovables a la que le bastó una semana para superar en capitalización a la matriz. Entre las dos empresas, el grupo familiar suma hoy un valor en el mercado de más de 17.000 millones de euros. Un camino impresionante para lo que empezó como una empresa de construcción fundada por el hijo de un pediatra burgalés nacido a finales del siglo XIX. Y de la que el novio tomará algún día el relevo.

José Entrecanales Carrión: el delfín

El novio, primogénito del máximo dirigente de Acciona, ha seguido los pasos de su padre: formación internacional, primeros años en una gran financiera (en Goldman Sachs; su padre estuvo en Merrill Lynch) y en algunas de las filiales familiares antes de entrar como directivo en Acciona. En concreto, en Acciona Energía, donde entró en marzo bajo el ala de Rafael Mateo Alcalá, CEO de Acciona y el hombre de confianza de Entrecanales Domecq para la salida a bolsa de la filial de renovables. Al joven de 30 años le corresponderá algún día ocupar el lugar de su padre o de su tío en los principales cargos del grupo. De momento, su labor se ha visto recompensada con un salario de seis cifras, y una serie de bonus (entre los que se cuentan acciones por valor de 1,4 millones de euros) que le habrán convertido en millonario por derecho propio antes de que acabe el año.

José Entrecanales Ibarra, el fundador

Con él empezó todo. Aunque no fue el primero en llevar el nombre y apellido que lleva casi un siglo al frente de lo que hoy es Acciona: su padre fue José Entrecanales Pardo, un pediatra burgalés afincado en Bilbao, donde el futuro empresario nacería en 1899. A los 25 años, Ibarra se convirtió en Madrid el número 1 de su promoción como ingeniero de caminos, lo que entonces equivalía a convertirse directamente en funcionario del Estado. Sin embargo, pronto pasaría a la excedencia y a la iniciativa privada. Volvió a Bilbao, donde estuvo dos años al servicio de España antes de foguearse en una constructora privada. En 1931, se aliaría con un empresario sevillano del mundo de la construcción, Manuel Távora Barrera, para fundar Entrecanales y Távora, la empresa de la que surgiría Acciona 66 años después. En 1940, Távora fallece y Entrecanales se queda al frente en solitario de la compañía. Una soledad que no duraría mucho: pronto incorporaría a la empresa a los dos hijos que tuvo con María Azcárate, José María y Juan.

De Entrecanales a Acciona, la familia se divide

En 1970, José María Azcárate toma el relevo de su padre como presidente de la compañía. Su hermano, Juan, que hoy es presidente de honor a sus 86 años y vive dedicado al coleccionismo del arte, ocuparía la vicepresidencia. Un tándem que luego mantendrían sus respectivos hijos. Ibarra viviría hasta el año 1990, para ver cómo sus hijos convertían Entrecanales en una poderosa empresa de infraestructuras en constante expansión. Por el camino, cada uno iniciaría su propia familia. José María con Blanca Domecq, que convirtió su Jerez natal en la segunda patria de sus seis hijos: Nieves (la mujer que más cargos ha ostentado en la familia), Blanca, José Manuel, Bruno, Daniel y Álvaro. Y Juan con Mercedes Franco, con quien tuvo cuatro: Juan Ignacio, Javier (consejero a día de hoy de Acciona), María (que heredó de su padre el interés por el arte) e Inés. En 1997, tras un proceso de fusiones de las distintas compañías que controlaba la familia, Entrecanales se convierte en Acciona. Por entonces, el matrimonio ya se había roto y Entrecanales Azcárate había contraído segundas nupcias con María Marsans, de la familia del Grupo Marsans (y que se nunca congenió con la tercera generación de Entrecanales, hasta el punto de salirse completamente del accionariado de la compañía a finales del año pasado). Una época en la que el hijo mayor de José María, José Manuel, estaba ocupado demostrando que su talento iba encaminado a las infraestructuras del siglo XXI.

José Manuel Entrecanales Domecq, el triunfador discreto

En la segunda mitad de los 90, Entrecanales Domecq ya era consejero y ocupaba cargos de alta dirección en Entrecanales/Acciona, pero su pasión estaba metida en otro sitio: las telecomunicaciones. Fue Domecq el que convirtió a la empresa familiar en la principal inversora nacional de una compañía llamada Airtel, luego Vodafone, de la que fue presidente en España allá por el año 2000. Domecq y su primo, Juan Ignacio Entrecanales Franco, llevaron Acciona a convertirse en un conglomerado internacional siguiendo los pasos de sus padres, cuando recogieron el testigo en 2004.

La misma intuición que le ha llevado a hacer la apuesta por Acciona Energía es la que demostró a principios de siglo. Los Entrecanales entendieron pronto el gran reto del siglo y empezaron a transformar la compañía hacia la sostenibilidad y las energías renovables. Es decir, hacia las grandes obras públicas y mega infraestructuras necesarias para afrontar el cambio climático y un planeta más hostil. Por supuesto, Acciona no ha abandonado sus otros negocios, que van desde los servicios financieros hasta los grandes contratos de urbanismo y servicios.

Entrecanales Domecq tiene hoy 58 años y un largo futuro por delante. La transformación de la empresa, que bajo los dos primos ha pasado a dar servicio a más de 65 países, todavía tiene por delante varios retos, el principal de ellos encarnado en Acciona Energía. No es casual que el presidente haya situado allí a su hijo, el mayor de los cuatro que ha tenido con María Carrión: José, Gonzalo (que preside un negocio paralelo familiar: un grupo bodeguero y también se casó este año, en marzo), Clotilde y Gerardo (estos dos últimos al frente de una de las instrumentales de inversión de la familia).

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo