Miguel y Pablo, los desconocidos sobrinos de Pedro Almodóvar que aparecen en ‘La Voz Humana’

Treinta minutos, una gran pasión que transcurre en tres días y una protagonista absoluta, Tilda Swinton, conforman La voz humana, el primer proyecto de Pedro Almodóvar rodado totalmente en inglés y con una pandemia de por medio. En febrero de este año se anunciaba el fichaje de la actriz británica y durante los meses siguientes pocos fueron los datos sobre esta adaptación del monólogo de la obra teatral homónima de Jean Cocteau. Alguna foto de la actriz y el director durante el rodaje con mascarilla reglamentaria y poco más. El 21 de octubre, el cortometraje del director manchego se estrenaba en más de 100 salas en toda España, algo que muchos han interpretado como un gesto de apoyo a los cines en un momento difícil.

https://www.instagram.com/p/CEyiaBmlbqL/

Dos personas enmascaradas a punto de comparecer en rueda de prensa el pasado jueves en Venecia.#TheHumanVoice.

A post shared byagustin almodovar (@agustin_almodovar_oficial) on

“Es una pequeña locura que ha resultado que no era tan locura”, explicaba Agustín Almodóvar, hermano de Pedro y productor junto a él en El Deseo, en una entrevista en la Academia de Cine. “Como no queremos tener ningún sometimiento ni a los formatos, ni a las modas, ni a los compromisos industriales, lo hemos hecho por nuestra cuenta y sin saber si iba a ser como esos primeros cortos para nosotros y nuestros amigos, con lo que cual hubiera cumplido también, o si tendría cabida en el actual sistema de exhibición y de industria”, añadía. En La voz humana, Agustín tiene un pequeño papel, como es habitual en muchas de las películas del manchego, y aunque el corto es un monólogo, también encontramos algunos cameos cuanto menos curiosos. El más llamativo es el de los hijos de Agustín Almodóvar, Miguel y Pablo, que aparecen en la secuencia de la ferretería.

https://youtube.com/watch?v=Oq5_tWm_qEw%3Frel%3D0

Ellos son los sobrinos menores del director de cine, que tiene otros cuatro, hijos de sus dos hermanas Antonia (75) y María Jesús (73). Ninguno de los hijos de Agustín Almodóvar (65) ha optado por seguir los pasos ni de su padre ni de su tío en el mundo del cine. Ambos fueron al colegio Santa María del Pilar, ubicado en el madrileño barrio de Retiro. Pablo es ingeniero, como contó el propio Agustín hace unos años en LOC. Estudió Ingeniería Aeroespacial con conocimientos en Aeropuertos, Transporte Aéreo y Navegación Aérea en la Universidad Politécnica de Madrid y cuenta con un master en Sistemas de Transporte Aéreo. Por su parte, su hermano Miguel es economista y un gran aficionado a los deportes acuáticos. Además, ambos se declaran seguidores de su tío y de algunas de sus cintas más reconocidas como La piel que habito.

En el año 2010, la revista C Photo publicaba algunas de las fotografías del álbum privado de Pedro Almodóvar y en una de ellas aparecía su sobrino Pablo junto a su hermano Agustín durante unas vacaciones familiares en la isla de menorca. “Es una de las mejores fotografías que he hecho en mi vida, porque retrata perfectamente lo que pueden ser unas vacaciones. Estábamos en un sitio maravilloso, pero en el apartamento más feo posible. Es una fotografía tan viva. Todo es casual, nadie está posando, la luz, el gesto, todo era espontáneo”, recordaba el manchego en El País.

https://www.instagram.com/p/BCDd2rhJQTF/

Almodóvar Bros en 1973.

A post shared byagustin almodovar (@agustin_almodovar_oficial) on

El secretismo que rodea a los Almodóvar

La discreción de Agustín Almódovar con su vida privada es absoluta. Se sabe únicamente que estuvo casado en los años noventa y que luego se separó. Desde hace ya años mantiene una relación con otra mujer de la que se desconoce su identidad. Su círculo más cercano mantiene este buscado (y logrado) secretismo. Fuentes muy cercanas a la productora nos aseguran con total amabilidad que es una faceta privada del productor y que no se sienten cómodos hablando de este tema. El hermano de Pedro se declara un tímido de manual y prefiere dejarle los focos al director. A él le gusta estar en la sombra, aunque más de una vez ha dado la cara por su hermano en su perfil de Twitter, donde es muy activo.

Agustín, al que cariñosamente llaman Tinín, es el pequeño de los cuatro hijos que tuvieron Antonio Almodóvar (fallecido en 1980 como consecuencia de un cáncer) y Francisca Caballero (que murió en 1999). Nació en Calzada de Calatrava, en Ciudad Real, en 1956. Su padre fue arriero en los años cuarenta y se encargaba de transportar el vino y el aceite que producía su progenitor. Cuando Agustín tenía apenas tres años, la familia se trasladó a Orellana la Vieja y después a Madrigalejo, ambas localidades extremeñas, donde Antonio se convirtió en una autoridad dentro de los mercados anuales de animales. Su madre, Francisca (doña Paca o Paquita, como también se la conocía), se ocupaba de criar a sus cuatro hijos. El amor por el cine le llegó a Agustín desde pequeño, cuando su madre les llevaba a ver los carteles de las películas a la plaza del pueblo. Entonces no se llevaba lo de ir con los niños al cine, pero ellos se maravillaban con los carteles que anunciaban las películas de la época.

https://www.instagram.com/p/vO-KngJQa0/

Antonio ,Victoria y yo.En qué estaría pensando Antonio?.

A post shared byagustin almodovar (@agustin_almodovar_oficial) on

Un químico con gusanillo por el cine

Cuando ya tuvieron edad (y aunque aún iban con pantalón corto), Pedro empezó a llevar a su hermano pequeño al cine de verano y poco a poco le introdujo su pasión también a él. Pero Agustín siempre tuvo ganas de estudiar, algo que no hizo su hermano Pedro que con 16 años se marchó a Madrid persiguiendo su sueño de dedicarse al cine desde que tenía diez y empezó a trabajar como auxiliar administrativo tras sacar una plaza en Telefónica. En 1972, Tinín aterrizaba en la capital para estudiar un curso previo a su ingreso en la universidad y ahí también su hermano le llevó ‘de la mano’ para conocer la cultura underground que ya se estaba gestando como previo paso a la Movida de los años ochenta. Se divertían haciendo películas amateur en Super 8 (Agustín incluso participó como actor en Salomé, una parodia bíblica) y Agustín lo compaginaba con sus estudios de Ciencias Químicas en la Universidad Complutense.

Terminó la carrera en 1979 y aunque le gustaba muchísimo la Ciencia (y aún sigue interesándose por artículos científicos aunque bromea diciendo que ahora no aprobaría ni el primer curso) y el mundo de la abstracción para lo que se había preparado, solo duró unos tres años como profesor de instituto. “Pedro había sembrado en mí la semilla del cinéfilo y estábamos viviendo como hermanos una complicidad familiar especial, de hermano mayor que inicia al hermano pequeño en el gusto sofisticado de las artes”, explicaba en RTVE. “En la química hay una cosa muy misteriosa: los enlaces químicos, lo que le da fuerza a las moléculas. Nosotros tenemos esa afinidad siendo, no diré opuestos, sino distintos. Pedro es muy divertido; yo soy casi patológicamente tímido. Él es perfecto para el escenario; a mí me gusta mucho estar detrás de las cámaras. No hubiera sido posible un proyecto si yo hubiera sido tan creativo como él”, añadía sobre esa unión indisoluble con su hermano mayor.

https://www.instagram.com/p/vOAyy0JQcX/

Rodaje de Matador.LuisCiges y NachoMartínezal fondo.Sec 47,plano 8,toma 1.

A post shared byagustin almodovar (@agustin_almodovar_oficial) on

Cambió la docencia por el cine

Sus inicios en el cine fueron en 1985 como ayudante de producción en la película Sé infiel y no mires con quién de Fernando Trueba. Un año después ya ejercía de ayudante de dirección en la película de Pedro, Matador, cinta que el director le dedicó. Fue entonces cuando ambos se asociaron para fundar El Deseo, la productora que hasta hoy en día se ocupa de los proyectos del manchego pero también de otros muchos directores españoles (la primera fue Acción Mutante, el debut de Álex de la Iglesia). Según explicaba hace tiempo Agustín, que se autodefine como un ‘intruso’ en un mundo en el que hoy casi todos han estudiado cine, en aquel momento los productores trataban de imponer, inevitablemente, ciertas cosas a Pedro y su naturaleza rebelde hizo que su propio hermano le hiciera ver que necesitaba un modelo de producción autogestionado a su altura creativa.

Dejó su trabajo como profesor y produjo La Ley del deseo (1987) en un momento en el que empezaban de cero y no tenían ningún tipo de recurso propio para llevarla a cabo. Ahí fue el inicio internacional de la conocida como ‘marca Almodóvar’. Después de 30 años en el sector, Agustín asegura que tienen “una enorme falta de respeto al dinero. Ni nos influye a la hora de hacer proyectos, ni lo buscamos, ni lo perseguimos. Buscamos otras fuerzas que al final convocan dinero pero somos absolutamente irrespetuosos”. Gracias a su trabajo como productor, desde 2007 es miembro de la Academia de Hollywood y además es vicepresidente de EGEDA (Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales), y pertenece al patronato de la ECAM (Escuela de Cinematografía y del Audiovisual de la Comunidad de Madrid).

https://www.instagram.com/p/keo4OipQcV/

Reflejos.El Rastro de Madrid .

A post shared byagustin almodovar (@agustin_almodovar_oficial) on

Sus hermanas viven en Parla

Agustín vive tranquilo en el barrio de Retiro en Madrid (Pedro tiene su casa en la calle Pintor Rosales, muy cerca de Moncloa) y hasta la muerte de su madre solía visitarla todos los fines de semana en el piso que ella tenía en Parla, municipio en el que viven sus dos hermanas mayores. Le gusta pasear por el Rastro los domingos y disfrutar de una buena obra de teatro o una sesión de cine.

Pese a tener muy arraigadas sus raíces manchegas y llevar en la memoria siempre a sus padres, en los últimos años tanto él como Pedro han dejado de ir cada verano a la casa familiar de Calzada de Calatrava, aunque Antonia y María Jesús sí que siguen haciéndolo. Entre sus sobrinos, hay una doctora y un veterinario (hijos ambos de Antonia) y destaca Diego Pajuelo Almodóvar, hijo de María Jesús, que estudió Económicas en la Carlos III de Getafe y es profesor en el Master de Gestión de la Industria Cinematográfica esta universidad además de director financiero en El Deseo desde el año 2002.

Fuente: Leer Artículo Completo