Mindfulness conecta cuerpo, mente y emociones

El mindfulness es una actividad intelectual acompañadade un control consciente de la respiración con el fin de favorecer la concentración plena. ¿En qué nos concentramos? En vivir el presente: aquí y ahora. La idea es enfocarnos en la concentración para conseguir una atención plena y vivir el momento. Esta práctica invita a una conexión entre cuerpo y mente que nos ayuda a controlar las emociones y evitar que éstas nos controlen a nosotros. En resumen, retomar el rumbo de tu propia vida y disfrutar de un bienestar emocional.

La meditación contribuye a desarrollar la memoria, la creatividad y la inteligencia emocional, gracias a la concentración plena y a la liberación de pensamientos negativos y preocupaciones. Favorece el autoconocimiento, lo que contribuye a mejorar las relaciones sociales entre las personas. Y también combate el insomnio: la relajación física y mental se traduce en una mejora de la calidad del sueño y el buen descanso nocturno.

Cómo practicar mindfulness

Cuándo

Busca un momento del día. En las primeras sesiones, bastarán 10 minutos. Lo ideal es practicar media hora.

Dónde

En un espacio tranquilo, que invite a la calma. Es importante que el entorno esté libre de ruidos externos. Practicar meditación al aire libre ayuda a reconectar con la naturaleza.

Stop tecnología

Apaga el móvil y demás dispositivos, ya que distraen e interrumpen.

Ropa cómoda

Indispensable emplear ropa deportiva y elástica. Y si quieres, descálzate.

En modalidad online

Si necesitas ayuda, puedes practicar mindfulness gracias a las nueva tecnologías. En las apps Petit Bambou, especializada en meditación y mindfulness; en ‘Mi Yo Ahora’, de Amgen; y en la web www.iepp.es.

Fuente: Leer Artículo Completo