¿Para qué ha contratado Meghan Markle al que fue abogado de la princesa Diana?

Puede que ya no los veamos en los actos oficiales de la familia real británica, pero los duques de Sussex están presentes como nunca tanto en la actualidad europea como en la estadounidense. Los analistas coinciden al señalar que van camino de convertirse en dos de las figuras con mayor influencia mediática de la historia, por lo que este paso decisivo de la pareja a la hora de salvaguardar su vida privada parece una preparación más para lo que vendrá. Lo hemos visto con su elección de casa, una mansión con vigilancia y seguridad privada en Beverly Hills, y lo volvemos a ver ahora: Meghan Markel y el príncipe Harry han contratado al abogado más prestigioso del Reino Unido (y, probablemente, del mundo) en asuntos que tienen que ver con el derecho a la intimidad y los medios de comunicación. Se llama David Sherbone, y defendió a la princesa Diana en su pugna judicial contra la prensa, más concretamente con la editora del tabloide “The Mirror”, en 1993.

La decisión de contratar a Sherborne tiene lógica, pues se trata de uno de los abogados más prestigiosos en su especialidad, hasta el punto de haber defendido a Benazhir Bhutto, Tony Blair, Donald y Melania Trump, Chelsea Clinton, JK Rowling, Paul McCartney, Michael Douglas, Kate Winslett, los Beckham… La lista es interminable (lo mismo que su minuta: gana varios millones de libras al año). Sin embargo, la decisión de que sea precisamente David Sherborne quien lidere la dura batalla judicial de los Sussex frente a los tabloides británicos tiene otra lectura. Meghan Markle le envía un clarísimo mensaje a Buckingham Palace, especialmente al príncipe de Gales y a los duques de Cambridge: va a continuar la lucha de la princesa Diana por contener la voracidad de periodistas y fotógrafos sensacionalistas. Ahora que ya no cumple una función pública, la pareja se niega a sufrir las persecuciones, vigilancias y publicaciones que tuvo que soportar Diana Spencer.

El trasfondo del enfrentamiento que Meghan Markle tiene con la prensa amarilla, más en concretamente con al editorial del “Daily Mail”, Associated Newspapers, por publicar una carta privada que le envió a su padre, tiene mucho que ver con la princesa Diana. De hecho, ha condicionado enormemente la biografía del príncipe Harry, el que peor llevó el fallecimiento de la añorada lady Di. Esta murió mientras escapaba de la persecución de unos paparazzi, en un terrible accidente de tráfico en París. De hecho, en la carta que Harry escribió para defender a Meghan del acoso de la prensa, dejó constancia de la terrible conexión que existe entre su madre y su ahora esposa: “He visto lo que sucede cuando una persona que amas es mercantilizada hasta el punto de que deja de ser considerada y tratada como una persona. Perdí a mi madre y ahora veo cómo mi esposa es víctima de las mismas poderosas fuerzas”.

Fuente: Leer Artículo Completo