Qué es un japa mala y cómo puede ayudarte a meditar

Te llaman la atención esos collares que a veces llevan los profesores de yoga o meditación? Se llaman japa malas o malas y, como explica la profesora de yoga Xuan-Lan en su libro Mi diario de yoga, están hechos con cuentas esféricas del mismo tamaño hechas de madera, semillas sagradas o piedras naturales.

Como nos cuenta Geoffrey Mille, fundador de Karma Yoga Shop, los malas “son rosarios de oración compuestos de 108 piedras que representan las 108 pruebas que tuvo que superar Buda o los 108 nombres que éste utiliza”. Como nos explica Mille, el nombre “mala” significa “guirnalda de meditación” y cada perla corresponde a una repetición de un mantra. “Por ejemplo, 108 repeticiones del mantra Om Mani Padme Hum equivalen a un ciclo de una veintena de minutos, lo que ayuda pues a llevar a cabo tu rutina de meditación sin tener que estar pendiente del reloj”, dice.

Igual que un rosario cristiano se utiliza para recitar oraciones, el japa mala se utiliza para repetir mantras, es decir, frases o palabras que producen una vibración y que, repetidos, calman la mente y pueden llevarnos a un estado de conciencia superior. Utilizar un mala, como apunta Xuan-Lan, te permitirá llevar más allá la meditación, alcanzar una conexión espiritual y controlar las repeticiones completas que haces de tu mantra, ya que estos collares tienen una piedra más grande que te indica que has acabado una vuelta.

Cómo se utiliza un mala

Ante todo, como apunta Mille, es importante estar relajado y concentrado. “Una vez conseguido el estado deseado, se sujeta el mala en la mano derecha y se usa el pulgar, con el índice en alto, para contar las piedras. La piedra mayor no se cuenta, pues es el punto de partida y de llegada. El ciclo se concluye cuando estén completadas las 108 oraciones”.

Como explica el experto de Karma Yoga Shop, “enfocar la mente en la repetición del mantra, así como el hecho de desgranar las cuentas una a una entre los dedos, ayuda a fijar nuestra atención y mejora la concentración”. Utilizando un mala es más fácil y rápido alcanzar un estado meditativo más profundo.

Los mantras, como dice Xuan-Lan, deben cantarse de forma completa antes de pasar a la siguiente cuenta. Y puedes hacerlo en voz alta o mentalmente. ¿Qué mantra utilizar? Como dice esta profesora de yoga, puedes utilizar el tuyo propio: “gracias por todo lo que tengo y todo lo que soy”, “me quiero y me acepto”, “soy paz y amor”. También puedes utilizar mantras universales como el “Om”. Con la repetición de esa frase o palabra llevarás a tu mente a un estado de concentración, calma y meditación.

Tipos de malas

Como te contábamos al principio, los malas más conocidos son los hindúes y los tibetanos. Como nos explica Mille, “los malas hindúes están hechos de semillas del árbol de Rudraksha, del que proviene su nombre, y llevan a veces imágenes de deidades, adquiriendo entonces un carácter devocional”.

Y hay malas en forma de collar, con 108 cuentas, y pulsera, con 27 cuentas. Como dice el fundador de Karma Yoga Shop, “algunas pulseras mala están hechas de piedras semi-preciosas y pueden desempeñar un papel importante al optimizar el estado meditativo y el equilibrio energético. Por ejemplo, la unión de la amatista y del cuarzo de roca es ideal para el yoga: la amatista propicia la elevación y la conexión con el mundo espiritual, mientras que el cuarzo de roca estimula nuestra energía vital. Una combinación perfecta para acceder más fácilmente a planos de consciencia superiores”, dice.

Como añade Mille, hay más piedras que pueden ayudar a equilibrar los centros energéticos (chakras), “como el ojo de tigre, por ejemplo, que estimula el plexo solar, lo que nos ayuda a plasmar en nuestras vidas cotidianas las magníficas ideas que se nos han ocurrido durante la meditación”.

Cómo escoger un mala

El lema de Karma Yoga Shop es: “Déjate guiar por tu intuición”. Y, como dice Mille, “de eso se trata precisamente: si una piedra o una joya te ‘llama’, ¡no lo dudes!, te sorprenderán los resultados”. Como dice este experto, “si una piedra te atrae, es porque, inconscientemente, sabes que la necesitas en este momento”. Y para los indecisos, en Karma Yoga Shop te explican detalladamente los beneficios de las piedras que componen cada producto, para que puedas elegir el más apropiado para ti.

Es decir, que para escoger un japa mala debes sentir una especie de flechazo, esta joya debe significar algo importante para ti e inspirarte además de ser una herramienta de meditación.

Regalar un mala es algo muy especial, ya que es una expresión de cariño, paz y bienestar hacia esa persona, un regalo cargado de sentido y espiritualidad.

NUESTRA SELECCIÓN DE MALAS

Karmayogashop

Mala Collective

Aumjoia

Swingmalas

Malasandoils

Coai



Vía: Women’s Health ES

Fuente: Leer Artículo Completo