Te contamos cómo saber si tus apps te están espiando

Si has usado aplicaciones como Zoom durante los últimos cuatro meses y pico, seguramente estarás familiarizado con ese cuadro emergente que solicita permiso para usar el micrófono o la cámara de tu dispositivo. ¿De qué otra forma se supone que debes ver o escuchar a la persona al otro lado de la pantalla?

Pero puede haber un lado más siniestro en estos permisos: Algunas aplicaciones no se molestan en pedir tu consentimiento en absoluto, convirtiendo tu dispositivo en un espía de bolsillo, cargado con cámaras y micrófonos a preparados para ser utilizados.

En 2018, por ejemplo, más de 250 aplicaciones en todo el mercado de App Store y Google Play escuchaban el audio de fondo a través de los micrófonos de los teléfonos inteligentes, lo que permitía a esas aplicaciones averiguar lo que se veía o escuchaba para poder ofrecer anuncios mejor dirigidos. Y luego, por supuesto, está la vieja teoría de la conspiración de que nuestros teléfonos inteligentes nos están espiando de forma activa.

La buena noticia: Puedes adoptar unas sencillas precauciones para mantener siempre a salvo tu privacidad y evitar que cualquier aplicación de vigilancia haga su agosto con tus datos. A continuación te vamos a dar unos consejos para que es no suceda, y que sólo tardan unos segundos en completarse.

Estrategia #1: Averiguar qué aplicaciones ya tienen permiso para usar tu cámara y tu micrófono.

Este es un ejercicio bastante rápido de seguridad personal, y puede que te sorprenda. Por ejemplo, cuando comprobé qué aplicaciones tienen permiso para usar el micrófono en mi Google Pixel 3a, descubrí que 16 de las 52 aplicaciones posibles tenían acceso.

Aunque ninguna de las aplicaciones que ya tienen permiso realmente me sorprendió (Android Auto, la aplicación de cámara nativa, y Google Duo estaban entre ellas), algunas de las aplicaciones a las que no di permiso, pero a las que sí podría haberlo dado, eran alarmantes. ¿Por qué querría realmente dar esos privilegios a apps como las de American Eagle o HelloFresh, por ejemplo?

⚠️ Para saber qué aplicaciones tienen permiso para usar tu micrófono o cámara:

EN ANDROID

Ajustes > Aplicaciones & Notificaciones > Haz scroll para abajo y haz clic en Gestor de permisos (ojo, esto puede variar dependiendo de la marca, modelo, o versión de Androdi del smartphone en sí). Ahí, selecciona qué ajustes te gustaría examinar, desde los registros de llamadas, a los permisos de cámara, a los permisos de micrófono > Una vez que estés bajo una categoría, puedes hacer clic en cualquiera de las aplicaciones para cambiar el permiso a Permitir o Denegar.

EN iOS:

Ajustes > Privacidad > selecciona Micrófono o Cámara, dependiendo de lo que quieras comprobar > activa o desactiva el permiso para ciertas aplicaciones.

Para ser claro, no estoy diciendo que estas aplicaciones sean inherentemente maliciosas, sólo que están pidiendo permiso para usar herramientas que puedan obtener la mayor cantidad de datos posible. Deberías tener cuidado con estas cosas. Cuando revises tu lista de aplicaciones que tienen permiso para el micrófono o la cámara, hazte algunas preguntas básicas:

📲 ¿Realmente grabo o publico vídeos o imágenes con esta aplicación? ¿Qué pasa con la reproducción de audio o la grabación de audio? Si no se aplica ninguna de estas cosas, no le des a la aplicación acceso a la cámara o al micrófono.

📲 ¿Puedo esperar a encender los permisos hasta que los necesite? Si es tu aplicación de cámara nativa, probablemente querrás tener los permisos activados todo el tiempo para no fallar cuando quieras sacar una foto o grabar un vídeo. Pero si es algo como WhatsApp, considera apagar todos los permisos de la cámara hasta que los necesites.

📲 ¿Sé cómo el desarrollador de la aplicación utilizará los datos recogidos a través de mi micrófono o cámara? Lee la política de privacidad y las condiciones del servicio de la aplicación y puede que te sorprendas de lo que encuentres. Por ejemplo, TikTok ha sido recientemente objeto de críticas por recopilar grandes cantidades de datos de usuarios, aunque la aplicación enumera todas sus políticas de recopilación de datos en su aviso de privacidad.

Estrategia #2: Descarga una aplicación que pueda rastrear cuando tu cámara o micrófono están en uso.

Si eres usuario de Apple, pronto tendrás las últimas funciones de privacidad para supervisar el uso del micrófono y la cámara del dispositivo directamente en el sistema operativo de tu iPhone.

Con la próxima actualización de iOS 14, Apple presenta una nueva función llamada indicador de grabación, que te permitirá saber cuando cualquiera de tus aplicaciones, incluso las que se ejecutan en el fondo, está usando el micrófono o la cámara. Esto aparecerá como un pequeño punto naranja en la parte superior derecha de la pantalla, justo al lado de los símbolos de la señal de datos de WiFi y del móvil.

El Centro de Control también contará con una función que te permitirá ver qué aplicaciones han usado recientemente tu cámara o micrófono, lo cual es bueno porque sirve como respaldo. De esta manera, no tendrás que estar vigilando la esquina de tu iPhone, buscando un pequeño punto brillante.

Si eres usuario de Android, puedes usar Access Dots, que esencialmente hace exactamente lo mismo que la nueva función de iOS 14. (Los desarrolladores no rehuyen eso en la descripción de la aplicación en el mercado de Google Play). Access Dots utiliza el mismo estilo de indicadores que iOS 14 -unos pocos píxeles en la esquina, que se iluminan como un punto- para avisarte cuando las aplicaciones de terceros están usando el micrófono o la cámara. Incluso funciona en la pantalla de bloqueo de tu dispositivo. Al estilo más puro de Android, incluso puedes entrar en la configuración de la app para personalizar la forma en que el punto se mostrará en tu pantalla.

Estrategia #3: Usa hardware para protegerte, por si acaso.

Secure Your Device

Si todavía te sientes inseguro sobre cómo las aplicaciones utilizan los sensores incorporados de tu smartphone, hay muchas maneras de intervenir físicamente bloqueando su funcionalidad.

Si estás paranoico de que tu cámara frontal se encienda espontáneamente, pon una pegatina de vinilo para cubrir las cámaras delanteras y traseras hasta que estés listo para usarlas. Luego, solo tienes que quitarlas. Estas cubiertas son mejores que las pegatinas normales porque no dejan ningún tipo de residuo pegajoso.

También puedes comprar una pequeña cubierta que utiliza un mecanismo de deslizamiento para cubrir y destapar la cámara. Estas son las mejores para la cámara frontal y para los smartphones con una sola lente en la parte trasera. Pero imagina tener poner cubiertas deslizantes sobre la triple cámara en el iPhone 11 Pro … simplemente es algo impracticable.

En cuanto al micrófono, puedes comprar bloqueadores especiales que usan una toma de auriculares de 3,5 milímetros para bloquear el puerto. Estos básicamente funcionan de la misma manera que cualquier par de auriculares alámbricos normales, así que puedes hacerte cargo de un bloqueador de micrófono cortando el extremo de los auriculares e insertándolo en el conector de audio.

Pero aún así tendrás que sacar el bloqueador cada vez que quieras usar el micrófono. Para evitarlo, compra un bloqueador de micrófono que también tiene una opción de paso para conectar los auriculares al dispositivo bloqueador. Si tienes auriculares Bluetooth, como los AirPods, esto no debería ser un problema en absoluto.

Vía: Popular Mechanics

Fuente: Leer Artículo Completo