¿Tus brazos no tienen tono? Estos son los dos errores que estás cometiendo al hacer flexiones (y cómo hacer el push up perfecto)

Aunque los usamos sobre todo para tener un pecho firme y a prueba de la gravedad, los push ups sirven para mucho más que lucir un escote bonito. O si no que se lo digan a Shakira que los utiliza para lucir los mejores brazos de toda la Superbowl. Pero a pesar de que este ejercicio sirve para poner a punto muchos grupos musculares a veces no le sacamos todo el partido porque lo hacemos mal. ¿Quieres aprender a hacer el push up perfecto? Pues toma nota de estos errores y de nuestras correcciones y lo conseguirás.

Error 1: Adelantas el pecho

Abrir el pecho para que las flexiones que hacemos consigan ejercitar los pectorales más profundos es más sencillo de decir que de hacer. ¿Cuál es el problema? Que nos pasamos el día encogidos sentados en una silla, un sofá, el asiento del coche… Esto provoca que nuestros estabilizadores escapulares sean débiles y los pectorales estén acortados. Hay que abrir esta zona para hacer las flexiones correctamente.

¿Cómo puedes conseguirlo? Corrigiendo tu postura. al colocarte para empezar a hacer tu tanda de flexiones diarias vigila que has colocado bien tus escápulas controlando que estén juntas y asentadas hacia abajo. Si colocas los omóplatos donde tienen que estar, tu pecho estará en la posición adecuada. Cuando empieces el movimiento descendente, tus escápulas deben “juntarse” y cuando te empujas hacia arriba, tus escápulas deben sobresalir o “separarse”.

No te desanimes si no te salen a la primera. Hacer flexiones bien es más difícil de lo que parece en Youtube.pinit

Error 2: Te olvidas de tus abdominales (y de tus glúteos)

Tieso como una tabla. Así tiene que descender y ascender tu cuerpo mientras haces flexiones. ¿Te crees que lo haces así de bien? Pues grábate en vídeo mientras haces push ups y comprueba el resultado. ¿En serio tu tronco ha formado una línea recta, limpia y sin oscilaciones mientras bajabas y subías? Pues enhorabuena y sáltate este punto. Pero si lo que ves en ese vídeo no se parece a lo que creías que hacías… sigue leyendo.

¿Cómo conseguirlo? Al hacer flexiones, para que sean efectivas, tienes que centrar tu cuerpo y eso solo se consigue si tensas los músculos de tu abdomen mientras ejecutas el movimiento de arriba a abajo. Protege tus lumbares y pon tus abdominales a trabajar, ahorrarás en dolores de espalda y ganarás en efectividad.

Video:Ejercicios contra la flacidez de brazos

¿Algo más que debas apretar mientras haces flexiones? Pues sí, esa línea recta no bamboleante solo se consigue vía apretar los glúteos como si no hubiera un mañana. Hacerlo así conseguirá que estabilices tu pelvis mientras subes y bajas. Si logras mantener abdominales y glúteos bien apretados mientras realizas push ups estos serán mucho más efectivos.

Fuente: Leer Artículo Completo