\u00bfC\u00f3mo tomar un buen caf\u00e9 fr\u00edo? P\u00e1sate al ‘cold brew coffee’ con esta selecci\u00f3n de cafeteras

  • Así tus noches de verano serán más frescas.
  • Heladeras para hacerte el verano más fresco.

    Las altas temperaturas traen consigo muchos cambios en los pequeños placeres de la vida. Por ejemplo, el planazo que antes nos parecía una buena taza de chocolate caliente bajo la mantita del sofá, ahora se ha sustituido por salir a la terraza o jardín a tomar un vaso (cuanto más grande mejor) de horchata bien fresquita.

    Sin embargo, con el café no ocurre lo mismo (será porque son amores distintos) y es que es una bebida tan característica que resulta difícil de sustituir. Ya sea por necesidad o por placer, es un clásico que no puede fallar en nuestra rutina por mucho calor que haga. Entonces, ¿nos pasamos al café con hielo? Es una buena opción para los meses más duros de verano aunque lo cierto es que de esta manera el café pierde intensidad en su sabor y siempre va a quedar aguado. Por ello, el formato que ahora está en auge es el del cold brew o lo que es lo mismo, el café preparado en frío.

    Es muy sencillo, se trata de prepararlo a partir de agua en temperatura ambiente o fría. Necesitas una cafetera específica para ello y tardará unas cuantas horas en filtrarlo hasta conseguir obtener un café frío de calidad. El resultado será una bebida menos ácida que tomada en caliente pero sin perder un ápice de intensidad del sabor.

    Si te apetece experimentar y pasarte este verano al café frío, echa un vistazo a las cafeteras más top para preparar el cold brew. Te hemos preparado una pequeña lista para que te sea más fácil.

    Cafetera de goteo lento

    Este modelo tiene una capacidad de 550 ml y utiliza un sistema de preparación por goteo controlado para que tú puedas elegir la velocidad a la que se hace tu café y medir así la intensidad del mismo. El depósito se puede rellenar con hielo para que la bebida salga aún más fría.

    Cafetera de cristal

    Aunque parezca un alambique, se trata de una cafetera para cold brew. Tiene una capacidad mayor que la anterior, de 800 ml, aunque no ocupa mucho espacio. Tiene filtros reutilizables (fáciles de cambiar) y no necesita ir enchufada a la corriente por lo que incluso puedes preparar tu café dentro de la nevera y así asegurarte que lo tomarás bien frío.

    Cafetera ajustable para café y té

    Otra opción, de 600 ml, aproximadamente para cuatro tazas de café frío. Al igual que las anteriores no es necesario toma de corriente para su uso. Este modelo contiene filtros de doble capa para asegurar que no queda ningún residuo en el resultado final.

    Cafetera portátil

    Si eres de los que no puedes pasar sin tu “cafelito” ni en la piscina, también existe la opción portátil de cafetera fría. Cuenta con un sistema de aislamiento perfecto para conservar la temperatura.

    Jarra de cristal con infusor

    Otra opción, perfecta para la nevera es esta cafetera en formato jarra con capacidad de 1,3 litros. También apta para la preparación de té y compatible con el lavavajillas.

    Cafetera con goteo controlable

    Otro modelo con goteo ajustable, esta vez de tamaño compacto. Al igual que el anterior, regula con su válvula la velocidad de goteo para obtener un café con mayor o menor intensidad dependiendo del tiempo de filtrado.

    Cafetera de estilo holandés

    Por último, os dejamos esta opción fabricada en vidrio borosilicato, fácil de limpiar y no acumula ningún tipo de olor. Tiene una capacidad de 300 ml y contiene 50 filtros de recambio.

    Vía: Micasa ES

    Fuente: Leer Artículo Completo