Una librería en Buenos Aires y setas alucinógenas en México… algunos de los rincones favoritos de Álex García

Tras arrasar en taquilla con ‘Si yo fuera rico’, que lo convirtió en el gran despilfarrador del cine español, Álex García (Tenerife, 1981) se lanza a protagonizar la comedia romántica ‘Hasta que la boda nos separe’ que se estrena hoy, día de San Valentín, en cines.

Un lugar para una boda secreta

“Sé muy bien dónde me casaría, pero no lo puedo contar. Solo puedo decir que está en Tenerife, se ve el mar, tiene lava y es uno de los lugares más bonitos de la Tierra. No puedo dar más pistas. Lo curioso es que siendo mi isla, me lo descubrió Verónica (Echegui, su pareja). Estábamos rodando juntos y ahí empezó todo, viendo el atardecer los dos solos hasta que anocheció”.

A post shared by Alex Garcia (@alexgarcia_web) on

Lo que necesito cabe en una maleta

“Me he pasado años acumulando ropa y tras la mudanza, las obras y algunos trabajos que enlacé, descubrí que en 12 meses no necesité más de lo que cabía en una maleta. Fue una revelación. Ahora tengo el espacio contado; si compro una camisa, me despido de otra, la regalo a un amigo o la dono”.

A post shared by Alex Garcia (@alexgarcia_web) on

Buenos aires literarios

“Durante un viaje a Buenos Aires estuve en El Ateneo, la librería más alucinante en la que he estado. Llegué a las 11 de la mañana y salí a las siete de la tarde. Hay un bar y estuve sentado, leyendo tres libros del tirón y tomando cuatro cafés con leche. Había un pianista tocando y perdí la noción del tiempo. Si todo va bien, este año volveré, porque voy a rodar con un director argentino”. Av. Santa Fe, 1860. Argentina

A post shared by Leah Naomi (@eventsbyleahnaomi) on

Noche de setas en México

“Me gusta viajar de mochilero y a eso se une que soy más curioso que prudente. En San Cristóbal de las Casas, unos chicos se empeñaron en que mi hermano y yo probásemos unas setas. Fuimos a la selva y nos dieron un puñado. Como estaba nervioso, probé solo un poquito, suficiente para amanecer viendo el universo girando sobre mí. No me atreví a tomar más y se las dejamos a los siguientes huéspedes con una nota: ‘Son alucinógenas, cuidado”. San Cristóbal de las Casas, México.

A post shared by Alex Garcia (@alexgarcia_web) on

Fuente: Leer Artículo Completo