¿Y si nunca sabemos quién es Elena Ferrante? La nueva novela del mayor misterio literario de los últimos años reaviva el debate sobre su identidad

El enigma Elena Ferrante se mantiene. Lleva publicando desde 1996 con ese pseudónimo, y convertirse en un fenómeno editorial con la saga Dos amigas (que ha vendido 16 millones de ejemplares en todo el mundo y se ha publicado en casi 50 países) ni el éxito de su última novela, La vida mentirosa de los adultos (en Italia y Francia hubo colas en las librerías el día de su lanzamiento y Netflix ya ha comprado los derechos de adaptación), no han cambiado su visión sobre la autoría.

“No me arrepiento de mi anonimato. Descubrir la personalidad de quien escribe a través de las historias que propone, de sus personajes, de los objetos y paisajes que describe, del tono de su escritura, no es ni más ni menos que un buen modeo de leer“, declaraba Ferrante en una entrevista para Il Corriere della sera.

Quienes ya han ‘bien leído’ su nueva novela, más breve que las entregas de ‘Dos amigas’ (y quién sabe si el comienzo de una nueva saga), constatan en ella el inconfundible sello de su escritura. En esta ocasión, vuelve a Nápoles, pero al de la década de los 90, a una familia burguesa y a una protagonista adolescente.

Giovanna narra desde la adultez a su yo de los 12 a los 17, fascinada por la tía Vittoria, la oveja negra de la familia. Turbia, emocionante, anticlimática e inolvidable, como la pubertad, es la historia de Giovanna, su excesiva tía y sus dos amigas, Ida y Angela.

¿Es Elena Ferrante un escritor? ¿Un pseudónimo compartido por un matrimonio de autores?

La vida mentirosa de los adultos (Lumen) se ambienta en un mundo muy parecido al que vio crecer a la escritora y traductora Anita Raja, una de las candidatas favoritas a Elena Ferrante de los que buscan desvelar el misterioliterario.

También se ha especulado con que detrás de este pseudónimo femenino se encuentre no Raja sino su marido, Domenico Starnone, o que ambos escriban juntos tras este nom de plume. Estudios semánticos han puesto de manifiesto el parecido entre la prosa de la autora de ‘La amiga estupenda’ y el escritor. Nadie se ha dado por aludido.

En un contexto en que la creación artística importa menos que el creador, resulta chocante que una autora (o autor) con tanto éxito renuncie a la fama, a la promoción, a la visibilidad. Ahí está el otro gran enigma cultural: Banksy.

Con la misma angustia que algunos fans viven (vivimos) la posibilidad de que George R.R. Martin nunca termine Canción de hielo y fuego muchos lectores viven (vivimos), guardando las distancias entre el tipo de literatura pero no en la intensidad de la devoción, ante la idea de no descubrir nunca a quién agradecerle tantas horas de lectura emocionante. De nunca saber quién era Elena Ferrante.

Fuente: Leer Artículo Completo