Así rendirá tributo la reina Isabel II al duque de Edimburgo

Estas serán las primeras Navidades a las que la reina Isabell II tendrá que hacer frente sin su marido, el duque de Edimburgo, a su lado. Tras 73 años de matrimonio, la soberana británica enviudaba el pasado 9 de abril después de que su esposo falleciese en el Castillo de Windsor a los 99 años. Una pérdida que la reina de Inglaterra ha afrontado con valentía y con el apoyo de todos los miembros de la familia real.

Quizá por eso el discurso de Navidad de este año de la monarca es más esperado que nunca. En un año en el que el príncipe Harry y Meghan Markle concedieron su entrevista más explosiva a Oprah Winfrey y los duques de Cambridge se perfilan cada día más como posibles sucesores de la reina (lo que significaría la renuncia del príncipe Carlos al trono), Isabel II piensa rendir un homenaje muy especial a su marido.

Para ello, la mesa en la que dará el discurso se ha decorado con una imagen que fue tomada en el año 2007 con motivo de su aniversario de bodas de diamante.

Ambos quisieron rememorar la imagen que había sido tomada en aquel mismo lugar (Hampshire) en 1947 cuando pasaron allí su primera noche como marido y mujer.

Además, la reina Isabel II ha escogido un vestido rojo que ha aderezado con el broche conocido como ‘El crisantemo de zafiro’, uno de los más intrigantes y con significado personal para ella. Lo único que se sabe con seguridad es que le fue entregado por alguien muy querido un año antes de su boda con el duque de Edimburgo. Desde entonces, siempre lo ha lucido en las celebraciones que tenían que ver con su matrimonio.




Fuente: Leer Artículo Completo