Descubre cómo utilizar el contorno de ojos para evitar las patas de gallo y las bolsas

  • Descubre los mejores consejos de belleza de Cuca Miquel

    El contorno de los ojos es una zona delicada que se deshidrata con facilidad, delatando el paso de los años. En esta parte de nuestro rostro es común que se formen arrugas finas en el párpado inferior, salgan ojeras, bolsas y se hacen visibles las patas de gallo. Por eso es importante cuidar esta zona de tu cara con cremas adecuadas y saber perfectamente cómo deben usarse y aplicarse. Debido a la gran importancia de esto, hoy te daré algunos trucos para el uso y conservación del contorno de ojos.

    Si tienes bolsas debajo de los ojos y usas un contorno para esa disimularlas, debes conservarlo en la nevera porque las bajas temperaturas mantienen los ingredientes en mejor estado y el frío tanto del aplicador como de los activos drenantes serán más efectivos. Sin embargo, debes tener en cuenta que el hecho de tenerlo en la nevera no puede ser un obstáculo para su uso, ya que te puede dar más pereza que esté ahí y no junto al resto de cremas en el baño. Lo que no te aconsejo es que lo tengas unos días en el frigorífico y otros días fuera de él, ya que los cambios de temperatura pueden dañar la composición del contorno.

    Si no tienes bolsa y solo quieres hidratar y tratar las arrugas de esa zona, el contorno puede estar a temperatura ambiente. Antes de usar el contorno debes limpiar la zona de los ojos con un desmaquillante específico que sea respetuoso y delicado para liberar la piel, no solo del maquillaje sino de las toxinas e impurezas del ambiente. Por otro lado, si padeces orzuelos debes usar toallitas más desinfectantes para limpiar los ojos y dejar la base de las pestañas libres de ácaros.

    Una vez tengas los ojos limpios dedícate tu tiempo para tratarlos, coge un poco de crema, como un grano de arroz sin cocer, para cada ojo. Es importante usar poca cantidad porque el exceso puede meterse en los ojos y hacer que lloren por lo que arruinarás el paso, no solo porque las lágrimas te quitarán el producto sino porque ademáste van a sensibilizar la piel.

    Debes elegir el dedo anular para usar el producto, ya que este dedo ejerce menos presión. En cuanto a su aplicación, debes hacerlo desde el lagrimal hacia fuera con pequeños toques, no arrastrando. Continúa en el canto externo de los ojos, que es donde se formanlas patas de gallo, y sube con el mismo dedo a la cola de la ceja para que el párpado superior no descienda hacia los ojos apagando tu mirada. Debes hacer esta rutina mañana y noche. Además, es importante no olvidar que por la mañana también es necesario limpiarse los ojos.

    El orden de aplicación dentro de tu rutina de belleza también es importante. Úsaloantes que la crema porque si pones la crema primero, obstaculizará el paso de los activos del contorno. Si usas un producto adaptado atu necesidad de bolsas, ojeras, deshidratación o arrugas y lo usas tal como te he indicado, tu mirada seguirá siendo jovial y podrás compensarlos efectos del paso del tiempo.


    Fuente: Leer Artículo Completo